Las parábolas de Jesús

Las parábolas son relatos cortos que realizó el señor Jesús durante su ministerio en la tierra. En estos relatos Jesucristo tomaba hechos cotidianos y les daba una enseñanza más profunda y divina. En la biblia se pueden registrar más de 50 parábolas las cuales se encuentran en los libros de Marcos, Lucas y Mateo.

En el siguiente artículo te mostraremos las parábolas más famosas de Jesús, con su respectiva reflexión.

La parábola del sembrador

Esta parábola se encuentra registrada en Marcos 4:2-20; Mateo 13:3-23; y Lucas 8:4-15. En ella el señor Jesús narra la historia de un sembrador que teniendo muchas semillas las sembró en diversos lugares. Una parte de las semillas cayó junto al camino y las aves se las comieron. Otras cayeron entre las piedras, ahí crecieron rápidamente, pero al salir el sol se secaron. Y otras cayeron en buena tierra.

Con esta parábola Jesucristo quería dar a entender los tipos de creyentes que existen. Muchos escuchan la palabra de Dios, pero la desechan con facilidad, o por el contrario se aferran a ella y florecen. Jesús esperaba que sus discípulos y los oyentes pudieran plantar la semilla del Evangelio en una tierra prospera

La parábola del hijo pródigo

Esta parábola se encuentra en Lucas 15:11-32. En la cual se narra la historia de un hombre que tenía dos hijos, y el menor le pide su parte de la herencia. Su padre divide los bienes y le entrega su dinero. Algunos días después el hijo menor se va a tierras lejanas, donde en poco tiempo gasta todo el dinero en diversión y mujeres.

Este joven queda en la ruina y en medio de su pobreza y hambruna come comida de cerdos. Y justo en ese momento decide regresar a casa. Donde su padre lo recibe con los brazos abiertos y le realiza una gran fiesta.

Con esta parábola Jesucristo quería dar a entender que cada creyente posee libre albedrío, y que él desea que lo sigan por amor y no por obligación. También enseña como a pesar del distanciamiento entre el creyente y Dios, el Señor siempre estará dispuesto a recibirlo con amor y un profundo perdón.

La parábola del buen samaritano

Esta parábola se encuentra en Lucas 10: 30-37. En ella se narra la historia de un hombre que viaja de Jerusalén a Jericó, sin embargo, en medio del camino lo interceptaron unos ladrones los cuales lo hirieron y despojaron de todas sus pertenencias, dejándolo en medio del camino mal herido.

Por aquel camino paso un sacerdote el cual lo vio y no hizo nada, luego paso un levita, y este tampoco lo ayudo. Por último pasó un samaritano el cual, no solo lo curo y cuido, sino que también le dio algo de dinero.

Con esta parábola Jesucristo quería dar a entender que debemos ayudar siempre a nuestro prójimo, sin importar su raza o etnia. En aquel entonces los judíos despreciaban a los samaritanos. Sin embargo, el samaritano de la historio no le importo, y lo ayudo porque era un hombre herido. Esa ayuda desinteresada es la que espera el Señor por parte de cada creyente.  

La parábola de la oveja perdida

Esta parábola se encuentra en Mateo 18:12-14 y en Lucas 15: 1-7. En ella se narra la historia de un hombre que teniendo 100 ovejas se le pierde una, y este se regresa a buscar solo a esa que se extravió. Y al encontrarla se alegra en gran manera por esa oveja extraviada

Con esta parábola Jesucristo enseña que se alegra y regocija por el arrepentimiento de un pecador. Que el cielo tiene gozo cada vez que un pecador se arrepiente y se acerca nuevamente a su Padre Celestial. Por otro lado, esta parábola también señala que cada alma es única e importante para el Todopoderoso

La parábola del trigo y la cizaña

Esta parábola se encuentra en Mateo 13: 24-30. En la cual se narra la historia de un hombre que sembró en su campo buena semilla de trigo, sin embargo, en medio de la noche su enemigo sembró en el mismo lugar cizaña.

Cuando paso el tiempo el trigo y la cizaña brotaron al mismo tiempo, y los siervos del hombre le instaron para que sacara la cizaña, sin embargo, este se negó, ya que, al arrancar la cizaña el trigo podría morir. Al contrario dejó que ambos crecieran juntos y en el tiempo de la siega arrancaría toda la cizaña

Con esta parábola Jesucristo quiere hacer una demostración de como la humanidad será juzgada y separada en el momento del juicio final. Donde el mal será erradicado, y solo reinará el bien

La parábola de la perla de gran precio

Esta parábola se encuentra en Mateo 13: 44-46. En ella se narra dos historias sobre perlas. La primera es la de un hombre que encuentra un tesoro escondido en un campo, y al encontrarlo se alegra en gran manera, y lo vuelve a esconder. Posteriormente va a su hogar vende todo lo que tiene y va a comprar aquel campo.

La otra parábola narra la historia de un mercader que al encontrar una perla de gran valor, decide vender todo para obtenerla.

Con estas dos parábolas Jesucristo quería demostrar lo valiosa que es la vida del creyente al encontrar la fe. En ambas historia se encuentra un tesoro de gran valor, y los hombre involucrados venden todo para obtenerla, así debe ser la actitud de un creyente ante el regalo de la salvación, la cual es valiosa y gratuita

 data-srcset

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *