Versículos de la Biblia

versiculos



Versículos bíblicos sobre el amor

Proverbios 18:22 

“Quien halla esposa halla la felicidad: muestras de su favor le ha dado el Señor.” 

Este versículo bíblico expresa la importancia de una pareja sentimental, especialmente de las mujeres en el matrimonio. Indica que las esposas son capaces de ayudar, acompañar y todo lo que sea necesario para tener una vida feliz.

Aquí se demuestra la manera en que el Señor recompensó o accionó ante las súplicas del hombre. Se trata de una compañera para toda la vida, quien estará en la salud y en la enfermedad, sin importar qué situaciones se presenten, buscando siempre ayudar a sobrepasar los obstáculos. 

Mateo 19: 4 – 6

“¿No han leído – replicó Jesús – que en el principio, el Creador, los hizo hombre y mujer, y dijo: “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo”? Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre”. 

Quizás este versículo es uno de los más escuchados referente al matrimonio, incluso cuando se lleva a cabo una ceremonia matrimonial en la Iglesia. En él se refleja desde la perspectiva de Jesús la razón y la historia de la unión entre el hombre y la mujer. Nos indica el destino de cada quién luego de cumplir su rol como hijo, apartándose de su padre y madre para empezar a formar su propia familia con su pareja sentimental. 

Una vez que dos personas se enamoran y deciden estar juntos, en ellos está obrando el Creador, por lo que debe respetarse dicha unión, es por esto que hace énfasis en que el hombre una vez casado no debe romper con ese lazo, iría en contra de su destino. 

Génesis 2: 22 – 24

“De la costilla que le había quitado al hombre, Dios el Señor hizo una mujer y se la presentó al hombre, el cual exclamó: Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser”.

La definición de este versículo va ligada con la importancia de la mujer en la vida del hombre. El acto de que la mujer fue creada de la costilla del hombre, simboliza que este no se encuentra completo sin ella, y que ella es un pilar fundamental para el desarrollo de su vida desde lo personal, profesional y familiar. 

En esta definición se observa de nuevo lo importante de la unión en la que pasan de ser 2 humanos de géneros distintos, a una sola persona que se fortalece entre sí para lograr cualquier objetivo que se plantee. 

1 Pedro 3:7

“De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada, y ambos son herederos del grato don de la vida. Así nada estorbará las oraciones de ustedes”.

Este versículo habla sobre cómo debe ser la relación entre los cónyuges, en la que mutuamente debe reinar el respeto, la confianza y el amor, sin embargo también destaca la labor específica del hombre como protector y cuidador de la mujer. Por otra parte, también invita a la comprensión mutua para que no ocurran diferencias ni malos tratos, ya que ambos son merecedores del don de la vida. 

1 Corintios 7: 3 – 4

“El hombre debe cumplir su deber conyugal con su esposa, e igualmente la mujer con su esposo. La mujer ya no tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposo. Tampoco el hombre tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposa”.

Una vez que se unen matrimonialmente, ambos esposos pasan a tener, como uno de los deberes principales, la fidelidad al otro, es por esto que se habla de que la mujer deja de ser propia de su cuerpo para otorgárselo únicamente a su esposo, al igual que el hombre deja de pertenecer a su propio cuerpo para entregarlo a su mujer, demostrando así que luego de la unión se corresponden uno al otro. 

1 Corintios 7:5

“No se nieguen el uno al otro, a no ser de común acuerdo, y solo por un tiempo, para dedicarse a la oración. No tarden en volver a unirse nuevamente; de lo contrario, pueden caer en tentación de Satanás, por falta de dominio propio”.

En este versículo se refleja la separación conyugal pero desde una perspectiva en la que no debe ocurrir, por generar consecuencias negativas. Sin embargo se entiende que puedan ocurrir diferencias en los esposos, por lo que lo recomendable es recordar el amor que se tienen uno al otro sin decidirse por una separación definitiva.

Lo mejor es tomarse cada uno su tiempo basándose en que sea un espacio para dedicarlo a la oración, con el fin de reflexionar, y dejar en manos del Señor sus situaciones. De durar mucho tiempo separados, se teme perder el dominio propio y por lo tanto caer en la tentación de infidelidades. 

Versículos bíblicos sobre el amor a Dios

1 Juan

“¡Fíjense qué gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios! El mundo no nos conoce, precisamente porque no 1o conoció a él”. 

En este versículo se define lo magnífico que es llamarse hijo de Dios, ya que de esta forma es que el Creador demuestra su amor y lo que sería capaz de hacer por el hombre, tal cual lo hace una madre o un padre con su hijo. Por otra parte también expresa que aquel que no sepa o entienda la importancia de ser un hijo de Dios, es debido a la simple razón de que no lo ha conocido.

1 Juan 4:8 – 10

“El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados”.




La prueba más leal de que el amor existe y que se debe tomar como valor fundamental para el desarrollo del hombre y la buena convivencia entre sí, es aquella cuando Dios envió a su único hijo para que librara al hombre de sus pecados, ofreció su ser más preciado para que Él se encargará de demostrarnos el verdadero amor, es por esto que se dice que aquel que no ha amado es porque tampoco conoce a Dios. 

Juan 15:13

“Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos”. 

En esta línea del versículo se refleja el gran amor de Dios por sus amigos o hijos, ya que una vez fue enviado Jesús el llevó la palabra sin juzgar ni criticar, sin importar condiciones u otros factores, hasta al punto de dar su vida por demostrarlo y por hacer entender al hombre de que nadie ama más como el Creador a su creación. 

2 Corintios 8:9

“Ya conocen la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que, aunque era rico, por causa de ustedes se hizo pobre, para que mediante su pobreza ustedes llegaran a ser ricos”.

Con riqueza este versículo no solo la define como monetaria, también es un símbolo de riqueza espiritual y de sentimientos. El Señor dejó su vida y entorno por cumplir la labor a la que Dios lo envió, y para esto decidió enriquecer al hombre sin importar lo que el pudiese perder.

Romanos 5:8

“Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros”. 

La gran muestra de amor de Dios está definida en este versículo. El creador no juzga ni discrimina, ni siquiera cuando el hombre se ha convertido en pecador, siempre será su hijo y es por esto que el Señor Jesucristo decidió morir para librarnos de los pecados. Convirtiéndose en la segunda oportunidad de la humanidad para reivindicarse e iniciar el camino del bien apegado a el Creador. 

Romanos 8: 37 – 39

“Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro”.

Sin importar tu condición, situación, hecho o necesidad, nada hará que no seas digno del amor de Dios es capaz de darte, incluso luego de la vida. El amor de Dios se encuentra en cada uno desde el momento en que empezamos a vivir. 

Salmo 36:7

“¡Cuán precioso, Oh Dios, es tu gran amor! Todo ser humano halla refugio a la sombra de tus alas”.

Siempre serás protegido porque te recubren las alas del Señor, en él conseguirás refugio en momentos de oscuridad, y su amor se refleja cuando se convierte en la luz que guía cada camino. 

Versículos de ánimo y fortaleza

Isaías 40: 28 – 31

“¿No lo has sabido? ¿No lo has oído? El Señor es el Dios eterno, el Creador de los confines de la tierra. No se desmaya ni se cansa; su entendimiento es insondable. Él da poder a los débiles, y al que no tiene fuerza aumenta la fuerza…”

Este versículo habla sobre el gran poder de Dios que nos otorgó al nacer, el de la fortaleza, y es que hasta a aquel hombre más débil no desampara e intercede para aumentar su fuerza y ayudarlo a superar malas situaciones.  

El Señor comprende cada una de tus vivencias y sin descanso trabaja para verte florecer aunque el suelo carezca de fertilidad. De eso se trata su magnífico poder, de renacer a pesar de las adversidades. 

Isaías 40: 30 – 31

“…Aunque los jóvenes se cansan, se fatigan, y los muchachos tropiezan y caen; pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán”.

En el versículo de habla de que por ser humanos e hijos de Dios, no significa que no habrá momentos en los que se decaiga, debilite o cometan errores, algo que se frecuenta más en los jóvenes, sin embargo solo aquellos que se acerquen al señor y vivan apegados a él, podrán incrementar su fuerza para seguir caminando y desarrollándose como hombre. 

Isaías 41:10

“Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa”.

Aquel que camina con Dios no deberá sentir miedo ni podrá decaer. Es un versículo que anima a continuar el camino, tomando en cuenta que a tu derecha siempre tendrás a un guardián, protector y salvador para ayudarte y fortalecerte. 

1 Timoteo 6:12

“Pelea la buena de fe, haz tuya la vida eterna, a la que fuiste llamado y por la cual hiciste aquella admirable declaración de fe delante de muchos testigos”.

Este versículo hace un recordatorio a que hay que continuar, dejar a un lado los inconvenientes y seguir luchando con fe para lograr tu destino. También comenta sobre las capacidades de cada humano al momento de cumplir sus sueños siendo testigo del trabajo que realiza el Creador a través de él. 

Salmo 18: 32 – 34

“El Dios que me equipó con fuerza e hizo mi camino sin culpa. Hizo mis pies como los pies de un ciervo y me puso seguro en las alturas. Entrenó mis manos para la guerra, para que mis brazos puedan doblar un arco de bronce”.

No hay por qué sentirse débiles o incapaces, si se trata de una persona a la cual Dios le ofreció fuerza y determinación para que sea capaz de continuar y recorrer el camino que él mismo destinó y apartó para ese hombre. Por el simple hecho de ser un hijo de Dios estarás seguro durante tu vida y lo que hay después de ella.  

1 Corintios 10:13

“No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea común al hombre. Dios es fiel, y no dejará que seas tentado más allá de tu capacidad, pero con la tentación él también proveerá el camino de escape, para que puedas soportarlo”.

No habrá mal que pueda destruirte porque eres capaz de no caer en tentaciones, pero de igual forma el Creador se encuentra a tu lado, en caso de que la tentación sobre pase tus capacidades, así como también para re dirigirte y mostrarte un nuevo camino con el que podrás alejarte. 

1 Samuel 30:6

“Y David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo, porque todo el pueblo estaba amargado de alma, cada uno por sus hijos e hijas. Pero David se fortaleció en el Señor su Dios”.

Aunque creas que te encuentras solo, que el mundo te juzga no decaerás, ya que, como lo define este versículo, te fortalecerás en Dios y nada de lo que intenten hacer aquellas personas alejadas del Señor podrá ocasionarte daño. 

Versículos de la Biblia para jóvenes




1 Juan 2:14

“Les he escrito a ustedes, padres, porque han conocido al que es desde el principio. Les he escrito a ustedes, jóvenes, porque son fuertes, y la palabra de Dios permanece en ustedes, y han vencido al maligno”.

Este versículo habla sobre cómo el Creador se dirige a cada uno de nosotros, sin importar la edad ni el género. Dios toma en cuenta la importancia de que un joven recuerde la fortaleza usada cuando se elige el camino del bien, por lo que dirige su palabra directamente a ellos. De igual manera no olvida a los adultos y padres, ya que aunque conozcan la vida junto a él, igual los recuerda.

Lamentaciones 3:27

“Bueno es que el hombre aprenda a llevar el yugo desde su juventud”.

Mientras más temprano conozcamos a Dios, más fieles seremos a su amor. Por eso es necesario aprender a vivir apegado al señor, de esta forma conocerás el verdadero camino desde un principio, aprendiendo a dejarte guiar por él, sin arrepentimientos ya que podrás experimentar la grandeza de caminar toda tu vida junto al Creador. 

Proverbios 20:29 

“La gloria de los jóvenes es su fuerza, y la honra de los ancianos, sus canas”

Las canas en el cabello de una persona además de reflejar vejez, también hablan de experiencia, de vivencias, de conocimiento, es por esto que este versículo define a las canas de los ancianos como la muestra de su honra. 

Por otra parte en los humanos jóvenes es frecuente esa actitud de fortaleza, rudeza y fuerza. Este versículo indica que mientras más fuerza se tenga, y con eso no se refiere a la física, sino aquella que ayuda a superar barreras del camino, más gloria tendrá cada joven. 

1 Pedro 5: 5-6

“Así mismo, jóvenes, sométanse a los ancianos. Revístanse todos de humildad en su trato mutuo, porque “Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes”. Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo”

El respeto al prójimo es un mandamiento fundamental para la coexistencia del ser humano, sin embargo este versículo detalla que debe haber un respeto mayor hacia los ancianos, ya que son la voz de la experiencia y la vida y deben ser tratados con humildad. 

No por ser una persona mayor que no pueda cumplir con algunas actividades, ya sea por sus condiciones físicas o mentales afectadas por la vejez, significa que somos superiores a ellos, la humildad es exigida por el Creador quien en este versículo repite la palabra humillación haciendo referencia a la humildad ante él mismo. 

Proverbios 1

“Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no abandones la enseñanza de tu madre”

Los jóvenes deberán cumplir con su labor como hijo, antes de empezar su propia familia, ya que en esa etapa las vivencias y los conocimientos adquiridos de la mano de sus padres lo formarán como un hombre de bien, especialmente cuando ha nacido bajo un techo comandado por el Señor. 

El padre es el guía del hijo, el que indica y realiza instrucciones, por lo que este versículo habla sobre la importancia de acatar esas órdenes. La madre, por su parte, es la encargada de impartir conocimientos y enseñanzas a su manera y bajo su rol familiar, abandonar esas enseñanzas es ir en contra de la crianza.

2 Crónicas 34: 1 – 2

“Josías tenía ocho años cuando comenzó a reinar, y reinó treinta y un años en Jerusalén. E hizo lo correcto ante los ojos del Señor y anduvo en los caminos de su padre David; no se apartó del carril ni a la derecha ni a la izquierda”.

Cuando se es desde un principio hijo de Dios, no hay situación, vivencia o tentación que lo aparte del camino, sin importar la edad que tenga. Es por esto que Josías a pesar de su corta edad pudo reinar tantos años haciendo lo correcto, lo que también hace referencia a que cumpliendo con los mandamientos reinarás en vida eterna. 

Versículos sobre Fe y confianza

Jeremías 17: 7-8

“Bendito el hombre que confía en el Señor y pone su confianza en él. Será como un árbol plantado junto al agua, que extiende sus raíces hacia la corriente; no teme que llegue el calor, y sus hojas están siempre verdes. En época de sequía no se angustia, y nunca deja de dar fruto”.

Sin importar las circunstancias, el hombre con Fe es capaz de mucho. A pesar de que se encuentre en tiempos difíciles, deberá colocar su confianza en el Señor y en conjunto lograrán vencer las dificultades. Esto argumenta la frase de que la Fe mueve montañas y todo lo puede. 

Salmos 56:3

“Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza”

Dios es nuestro protector, así que en él podrás conseguir regocijo. Solo necesitas confiar y los miedos se irán de un lado porque recordarás que el Señor camina de tu mano. Ora y verás cómo inmediatamente el temor se marcha, sentirás fuerza y entenderás que no existen razones para preocupaciones cuando nuestra vida está en manos de Dios. 

Salmos 91: 1-2

“El que habita al abrigo del Altísimo, se acoge a la sombra del Todopoderoso. Yo le digo al Señor “Tú eres mi refugio, mi fortaleza, el Dios en quien confío”.”

Siempre ten presente la labor de nuestro Señor, ya que las personas que sirven y habitan en él podrán permanecer siempre bajo las sombras de sus alas, protegidos y cubiertos con su santo manto. Este versículo expresa una frase que sin duda deberás agregar en tus oraciones. 

Santiago 1:6

“Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento”

La clave para no decaer, no ser tentado y enriquecerse espiritualmente es mantener la fe, las dudas solo logran desestabilizar tus pensamientos y te cohíben de acciones. Podrá ser influenciado fácilmente por lo que cualquiera podría alejarte del camino del Señor. Una persona que tiene fe, es un hombre firme y con fortaleza que no vacila en sus creencias. 

Versículos de ánimo en las pruebas

Proverbios 3: 5-6 

“Confía en el Señor con todo tu corazón y no te apoyes en tu propio entendimiento; en todos tus sentidos, entrégate a él, y él enderezará tus caminos”

Aunque a veces pensemos que estamos alejados de nuestro camino, siempre se debe confiar en el Señor. Nuestra vida se encuentra en sus manos y él es el único que conoce las razones de las situaciones. Puede haber adversidades pero recuerda desde tu fe que Dios tiene el control.

Colosenses 3: 23-24 

“Hagas lo que hagas, trabaja en ello con todo tu corazón, trabajando para el Señor, no para los maestros humanos, ya que sabes que recibirás una herencia del Señor como recompensa. Es al Señor Cristo a quién estás sirviendo”.

La opinión de los demás no deberá importante, mucho menos tener interés en complacerlas. Lo mejor es servir al Señor ya que es el único que debe recibir nuestro agrado y gloria. Cada día debemos decidir, accionar, y pensar en la honra de Dios.

Filipenses 4: 6-7

“No te preocupes por nada, pero en cada situación, con oración y petición, con acción de gracias, presente tus peticiones a Dios. Y la paz de Dios, que trasciende todo entendimiento, guardará tus corazones y tus mentes en Cristo Jesús”.

Siempre y cuando estés apegado a la oración y a servir al señor no deberás preocuparte ni sentir miedo por tu destino. Dios se encarga cada minuto de tu vida y a través de lo que imploras en tus oraciones, él conocerá y cumplirá tus peticiones. 

Versículos sobre la familia




Hechos 16:31

“- Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos – le contestaron”. 

Ante una duda de las soluciones a problemas familiares, o como lo indica este fragmento del versículo, a la protección y salud familiar, lo mejor es mantener la fe, creer y orar para que el Señor escuche nuestras peticiones y ayude en las necesidades que pueda estar teniendo la familia, solo de esta forma podrán estar a salvo. 

1 Juan 4:20

“Si alguien afirma: Yo amo a Dios, pero odia a su hermano, es un mentiroso; pues el que no ama a su hermano, a quien ha visto, no puede amar a Dios, a quien no ha visto”.

En este versículo se habla un poco sobre el acto de tener fe por algo no visible como lo es Dios, comparado al acto de amor visible como es el de un hermano. Dentro de los mandamientos se incluye el de amar al prójimo por sobre todas las cosas, algo que toma más fuerza cuando se trata de alguien relacionado sanguíneamente contigo. 

El amor, respeto y confianza intrafamiliar es indispensable para el buen y correcto desarrollo personal, es por esto que aquel que no lo hiciese y que de igual forma expresará que ama a Dios, es considerado como deshonesto.

Isaías 49:15-16

“¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho, y dejar de amar al hijo que ha dado a luz? Aun cuando ella lo olvidara, ¡yo no te olvidaré! Grabada te llevo en las palmas de mis manos; tus muros siempre los tengo presentes”.

Cuando la mujer experimenta lo que es gestar una vida de un ser humano dentro de su vientre, conoce lo que es el verdadero amor desde un principio. Una madre no es madre por el simple hecho de dar a luz, sino es aquella que a pesar de las circunstancias ama a su hijo y lo lleva a tener fe como también ella lo hace. Dios no olvida ni desampara a sus hijos