Matrimonio

Todo comienza a trav茅s de la fe de Dios. Los trabajos que emprendemos, los proyectos que comenzamos, las decisiones que tomamos y el sue帽o que somos capaces de conciliar cuando oramos antes de ir a dormir. Sin embargo, una de las g茅nesis m谩s hermosas y puras que existen, es la de un hombre y una mujer a trav茅s del lazo inquebrantable y eterno del sagrado matrimonio.

Dios hizo al hombre y a la mujer, a su semejanza para que estos pudieran unirse gracias al nexo nupcial con el fin de concebir la creaci贸n de la familia, los hijos, los padres y sus descendientes, as铆 como los antecesores que estuvieron antes que ellos y les permitieron llegar hasta donde est谩n.

Las oraciones matrimoniales, son una parte esencial de la relaci贸n que toda pareja debe mantener para s铆 misma y para con Dios y la Iglesia. Es una manera de volver a la casa del Se帽or y ser testigos, as铆 sea por un breve momento, de la bendici贸n que signific贸 uno de los momentos m谩s ic贸nicos y seguramente inolvidables de todas sus vidas. Es una manera de dar gracias por hacernos hombres y mujeres de bien, capaces de amar, capaces de reconciliarnos y de concebir los m谩s bello y hermoso que existe, como es la familia.