Características de un hombre de Dios

    Hoy en día un buen hombre es aquel que posee mucho dinero, un estatus alto o una educación envidiable. Sin embargo, en el plano religioso un buen hombre es aquel que teme a Dios y vela por parecerse cada día más al Creador.

    En el siguiente artículo conoceremos las características de un hombre de Dios, las cuales fueron cualidades de diversos hombres en la biblia. Cada uno de estos hombres fueron diferentes, sin embargo, tenían algo en común y  era la fe en el Padre Celestial, tanto así que se dejaron guiar en todo momento por él.

    Fe

    La fe es la principal característica de un hombre de Dios, y el mejor modelo de esta cualidad es Abraham, un hombre que fue llamado el padre de la fe. La fe no es una cualidad que nace de la nada, sino es algo que se va desarrollando con el tiempo, y para ello debe existir una relación intima con Dios.

    Abraham estaba dispuesto a entregar a su único hijo solo porque así se lo había indicado el Todopoderoso. Abraham no replico ni pidió explicaciones al respecto, solo fue y estuvo dispuesto a llevar a cabo el sacrificio.

    Obtener una fe como la de Abraham no es algo que se obtiene de la noche a la mañana. La fe es la certeza de que Dios obrará siempre para bien, sin importar que eso sea una respuesta positiva o negativa a tu petición. Un verdadero hombre de Dios tiene la confianza siempre puesta en el Padre Celestial.

    Sabiduría

    La sabiduría es una característica de un hombre de Dios, y en la biblia se registra que el hombre más sabio fue Salomón, el cual en muchas oportunidades demostró su inteligencia y sabiduría.

    Ante Salomón llego el caso de dos mujeres que vivían juntas, y ambas dieron a luz a dos varones, uno de los dos niños murió en medio de la noche, y ahora ambas madres alegaban ser las madres del niño vivo. Ante esta situación Salomón deicidio picar a la mitad al bebé, lo que permitió descubrir quien era la verdadera madre.

    La sabiduría y la inteligencia es una característica que aflora en cada hombre de Dios. La cual le permitirá triunfar en el ámbito académico, laboral y social.

    Firmeza

    El mejor ejemplo de firmeza en la biblia es Noé, el cual durante años construyo un arca. Durante todos esos años fue objeto de burlas, malos tratos y desprecio por el pueblo que lo rodeaba, sin embargo, el siguió construyendo el arca y anunciando el diluvio que el Señor enviaría.

    Esto nos demuestra la firmeza que tuvo Noé en todo momento. Un hombre de Dios es aquel que a pesar de los que dirán se mantiene firme en sus convicciones, tanto religiosas como morales. Las firmeza es una las características más distintivas de un verdadero cristiano.

    Paciencia

    Cuando se habla de paciencia es inevitable hablar de Abraham. Este hombre espero más de 20 años para que la promesa de Dios se cumpliera en su vida. El Señor le había prometido que tendría una gran descendencia, que sería tan basta como las estrellas en el firmamento.

    Sin embargo, los años pasaban y Abraham no veía la respuesta de Dios en su vida. El y su esposa Sara ya estaban entrados en años cuando lograron concebir a Isaac.

    A pesar de todo el tiempo que Abraham tuvo que esperar por su hijo, nunca dudo ni desconfió de la promesa de Dios en su vida. Y esta es una característica indudable de un hombre de Dios, el cual es paciente y confía en la voluntad de Dios.  

     data-srcset

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.