Oraciones de resignación y fortaleza

Las oraciones de resignación y fortaleza suelen utilizarse cuando un ser querido ha partido, o cuando se pasa por momentos de dificultad y gran tribulación. Estas oraciones son un alivio para el alma, y le permiten encontrar paz a los creyentes.

Oración por un ser querido que esta en duelo 

La siguiente oración esta dedicada a un ser querido que esta pasando por el luto. En esta oración se le pide fortaleza a Dios para esa persona. Para que comprenda los maravillosos planes del Señor y para que no se consuma en la tristeza y el dolor. Se le pide que pueda levantar a ese ser querido de la depresión en la que esta sumergido, y que pueda ver la luz de un nuevo día.

Por otro lado, se le pide que esa persona no sea movida por sus emociones, sino que pueda encontrar paz y serenidad a pesar de su perdida 


Señor, hoy te pido por mi ser querido que está sufriendo, que está de luto. Él ha perdido a un ser querido. Padre, te pido que le brindes consuelo en medio de este gran dolor que ha estremecido su vida. Estoy seguro de que lo levantarás porque Tú has prometido estar en medio de nosotros todos los días. Tú has prometido llevar nuestras cargas, porque tu yugo es fácil y ligera tu carga. 

¡Dios mío! No permitas que la oscuridad de su dolor lo atormente. No dejes que lo sobrecoja la tristeza porque en ti hay esperanza. ¡Haz que sienta tu Presencia!

Padre, llénalo de sabiduría para que pueda tomar decisiones y manejar cualquier situación que se le presente a medida que pasa este triste evento. Protege su mente y corazón de los malos pensamientos. 

Oro para que encuentre fortaleza y no se deje llevar por sus emociones. Que la paz que Tú das, esa que sobrepasa todo entendimiento, se desborde sobre él, sus seres queridos y amigos.
Dios, sabes exactamente qué mi amigo necesita emocional y espiritualmente. Llévalo de tu mano para que pueda encontrar nuevamente el equilibrio en su vida. Que en tu Palabra encuentre el consuelo que tanto necesita y que a él lleguen personas que le ayuden a restaurar su corazón, mostrando tu amor en cada palabra y acción.

Gracias, Padre, porque en tu mano lo sostienes. Tú has dicho en tu Palabra que un día ya no habrá más muerte ni dolor. ¡Haz que crezca su fe en ti! ¡Abraza a mi amigo y dale descanso! Te lo pido en el Nombre de Jesús, Nombre sobre todo nombre, 

¡Amén!

Oración pidiendo fortaleza cuando estamos cansados

La siguiente oración es una suplica al Todopoderoso para que pueda llenar de energía y vitalidad al creyente. Ya que, esta cansado y desanimado de día a día. Se le pide fuerza para sobrellevar las dificultades, y animo para enfrentar la vida con alegría y positivismo.

Por otro lado, se le pide la fortaleza para mantener sus principios, y no desmayar en los momentos de angustia y tribulación. Se exalta el poder de Dios y se ruega por su fuerza en el diario vivir, para no dejarse vencer por las adversidades

Señor, estoy cansado. Mi energía se está debilitando y mi motivación se está quedando atrás. Y te necesito tanto. Necesito tu fuerza y ​​tu toque fresco para volver a encarrilarme. Tu Palabra dice que el gozo del Señor es mi fuerza. Si eso es cierto, entonces necesito tu alegría para reemplazar todas las partes cansadas de mi mente, cuerpo y alma.

Las presiones de la vida a veces me arrinconan, dejándome impotente para seguir adelante. Un centenar de voces me llaman por mi nombre y me siento paralizado a veces para responder, sin saber a dónde acudir. Señor, ayúdame a no rendirme, a seguir corriendo la carrera fielmente y a encontrar fuerzas en ese lugar seguro y secreto tuyo, bajo la sombra del Todopoderoso.

Necesito tu fuerza para decir que no cuando estoy tentado a rendirme a cosas dañinas, o cuando el egoísmo se adhiere a mi ropa y no me suelta. Necesito tu fuerza para decir que sí, cuando la cobardía y el miedo me empujan a negar las convicciones de mi corazón. Necesito tu fuerza para acercarme en amor a quienes están cerca de mí y a mi alrededor. ¿Cuándo no necesito tu fuerza, Dios?

Tú eres mi roca, y hoy corro hacia ti, creyendo que levantarás mis pesados ​​brazos, que me alimentarás para las tareas que me has encomendado y que tu alegría consumirá por completo la debilidad de mi vida y hará yo fuerte de nuevo. No quiero quedarme castigado, lisiado por limitaciones e intentos fallidos. Estoy cansado de esfuerzos débiles. Señor, quiero montar con alas como un águila y no solo volar. Quiero volar

Renueva mis fuerzas, Señor. Lléname con tu poder sobrenatural para superar cada obstáculo en mi camino. Con mis ojos en ti, Señor, contigo caminando a mi lado, trabajando a través de mí, puedo lograrlo. ¡Gracias Señor!

En el nombre de Jesús, Amén

Oración de fortaleza y aliento

La siguiente oración es una suplica al Señor para que pueda darle aliento y ánimos en los momentos difíciles, así como hizo con el rey David. Se exalta el poder de Dios y su constante compañía. Se le pide fortaleza para sobrellevar las pruebas y no dejarse vencer por ellas.

Además, se reconoce que es un Dios de amor y misericordia, con el poder necesario de librarlo de todo mal. Se le pide que llene al creyente de esperanza y fuerza para poder enfrentar las dificultades.

Señor, como David, necesito tu aliento en un momento de prueba y angustia. Gracias porque siempre estás en el trono, siempre mi Dios, listo para salvar. Gracias por ser el mismo Dios para mí que fuiste para David. Gracias por estar siempre cerca y siempre rescatarme de mis miedos y dolores. Señor, ayúdame a recordar que el amanecer podría estar por venir, que esta prueba no durará para siempre. ¡Lléname de esperanza que llegue el amanecer y que tu amor siempre prevalezca! En el nombre de Jesús, ¡amén!

Etiquetas:
fortaleza rezar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *