Oraciones en momentos de angustia

Las oraciones en momentos de angustia suelen ser las más fervientes, ya que, el creyente se encuentra pasando por un momento de mucha preocupación o inquietud. Por esta razón, realizar una oración en momentos de angustia puede traer paz y tranquilidad al creyente. Sobre todo en medio de las adversidades

Oración para seguir luchando

En esta oración el creyente le pide a Dios que le de fortaleza y animo para seguir adelante, enfrentando las dificultades y los problemas de la vida. También se exalta al Todopoderoso por las bendiciones recibidas, y porque nunca ha dejado solo al creyente. Sin embargo, se le enfatiza que esta pasando por tribulaciones y necesita de la fuerza de Dios, para poder seguir luchando.

Por otro lado, en esta oración se le pide perdón al Señor, por pensar que se había olvidado del creyente. Y se exalta su poder para poder solucionar cualquier problema.

Amado Señor,

Algunos días se sienten muy duros.

Estoy herido. Combatiendo.

Luchando contra el temor y preocupado a cada paso.

Gracias en el medio de todo esto, porque no me has dejado para defenderme solo.

Perdóname por dudar que Tú estás aquí.

Perdóname por pensar que te olvidaste de mí.

Perdóname por creer que yo conozco un mejor camino.

Tú eres digno de toda mi confianza.

Tú eres todopoderoso.

Tú eres capaz.

Tú eres Señor sobre toda situación, sin importar cuán difícil pareciera ser.

Tú eres el Sanador, y nunca despreciarás la angustia que tengo hoy.

Tú usarás todas las cosas para mi bien, de alguna manera.

Todo es posible contigo. Nada es muy difícil para Ti.

Por tanto, hoy también oro en favor de las personas que están en momentos de angustia así como yo.

Te pido que tu consuelo rodee a los que lloran como yo.

Oro para que la paz de tu presencia cubra nuestras mentes y pensamientos, mientras Tú nos recuerdas que el enemigo jamás podrá secuestrarnos de tus manos.

El enemigo no tiene la última palabra sobre nuestras vidas.

En tu presencia estamos seguros por siempre, ya sea en vida o en muerte.

Te agradezco que tus caminos son más altos que los míos, y que tus pensamientos son más grandes que los míos.

Te entrego toda esta situación a tus pies, cada carga, cada dolor; porque creo que en tu presencia es el lugar más seguro donde estar.

Te amo Señor y necesito tu fresca gracia sobre mí.

En el poderoso Nombre de Jesús,

Amén

Oración a San Juan por angustia y depresión

Esta oración esta dirigida a San Juan de Dios, un arcángel que se encarga de la sanación de enfermos, y sobre todo por tratar a las personas angustiadas y que sufren de depresión. En esta oración se le pide que pueda interceder para aliviar la aflicción de un ser querido. Se le exalta por su poder y su cercanía a Dios, y se le pide su ayuda.

Por otro lado, se le pide que libre al creyente de la pobreza espiritual, y que lo ayude a seguir en los caminos de Dios, a pesar de las dificultades

San Juan de Dios glorioso, benefactor insigne de los enfermos, los desahuciados y abandonados, de los que sufren depresión, angustia o ansiedad, de los traumatizados, de las víctimas de abusos, y de toda persona desamparada o en dificultad, a ti clamamos.

Te suplicamos de todo corazón, y por la poderosa ayuda divina que recibiste de tu amigo y protector, el Arcángel San Rafael, que nos des tu asistencia en las necesidades corporales, espirituales y materiales que aquí te presentamos:

(Realiza la petición en este momento de la oración)

No nos niegues la ayuda que con fe te pedimos, mira nuestras carencias, nuestros agobios, tiende tu generosa mano y danos tu auxilio, danos las bendiciones que tanto precisamos para solucionar nuestros problemas; pide por nosotros al Señor de Misericordia y consigue que seamos escuchados y atendidos.

Así mismo, te pedimos que nos hagas participes del conocimiento de Dios, para que conociéndolo le amemos, le sirvamos y le obedezcamos, porque no hay mayor pobreza que el desconocimiento de Dios.

Que libres de esta pobreza espiritual seamos dotados de buenas obras y así de esta manera, venciendo todos los obstáculos de la vida presente seamos dignos de las glorias y maravillas celestiales.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

Oración en momentos de angustia

En la siguiente oración el creyente se aferra a las promesas de Dios, y se le pide que lo ayude a solventar todas las dificultades por las cueles atraviesa. Se le pide que pueda escuchar su oración y darle una pronta respuesta, ya que, el problema del creyente no lo deja dormir, ni encontrar paz.

También se le pide que lo ayude para perdonar y dejar el orgullo a un lado, para poder ser más parecido al Padre Celestial. Además, se le pide perdón por los pecados cometidos, y se le ruega por fortaleza y animo para continuar.

Señor, en estos momentos de angustia, quiero que seas tú el que actúe en mi vida, y soluciones estos problemas que no he podido resolver:

(Ahora cuéntale al Señor tus dificultades y pídele su poderosa ayuda)

Escucha mi oración, oh Señor Jesús, porque en mis fuerzas no está poder resolver mis conflictos, en cambio cuando eres tú el que actúa en mi vida, todo sale mucho mejor.

Señor, sé que en ocasiones me angustio porque en el mundo a diario hay violencia, inseguridad, y otras duras situaciones que me hacen temer, que me llenan de desesperanza, tristeza y angustia, pero hoy sé que cuando estás a mi lado, la vida cambia, pues contigo puedo tener tranquilidad, sensatez, paciencia y caridad, frente a las cosas que no puedo cambiar.

Ayúdame a perdonar y a olvidar las ofensas que me hacen y a alcanzar la armonía, la fe y la paz que sobrepasa todo entendimiento.

De igual manera, te ruego para llenes de amor el corazón de mis hermanos y me puedan perdonar por mis ofensas, las que hago consciente o inconscientemente, pero que en alguna medida lastiman su ser.

Perdóname tú también por mis pecados y permíteme escuchar tu voz, para hacer lo correcto, para salir de mi egoísmo y donarme a los demás constantemente y sin reproches, porque sé que eso me llenará de verdadera felicidad.

Padre eterno, guía mis acciones y mis palabras, para que mi vida sea de tu agrado y sea para ti, un sembrador de esperanza, sinceridad y alegría. Amén

Angustia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *