Oraciones al Arcángel Jehudiel

¿Quién es el arcángel Jehudiel?

El arcángel Jehudiel es uno de los siete arcángeles reconocidos por la iglesia ortodoxa, lo que significa, que es de gran poder y relevancia dentro de diversas religiones. También se le conoce como Judiel, Gudiel, Yehudiel, o Jegudiel, y todos estos nombres significan lo mismo “alabanza de Dios” o “el que glorifica a Dios”.

Este arcángel suele poseer en un mano un latigo y en la otra una corono, ya que representa que él le da a cada quien conforme a sus acciones. Ya sean bendiciones o castigos. Se dice que este es el arcángel de los trabajadores, pero de aquellos que poseen grandes responsabilidades, como lo son los presidentes, jueces, emperadores, o reyes.

Además se le conoce como el arcángel que aleja los celos, la envidia y los chismes de la vida del creyente. Por otro lado, también se considera un guía espiritual, para quienes desean tomar mejores decisiones.

Mensaje del arcángel Jehudiel

El mensaje del arcángel Jehudiel va dirigido hacia aquellas personas que viven rodeadas de malas energías. Donde todo a su alrededor es chismes, celos o envidias. Este arcángel busca proteger y resguardar al creyente, al mismo tiempo que procura librarlo de toda esa maldad.

Además de todo esto, el arcángel ayuda al creyente a salir del círculo vicioso del chisme y los celos, siendo estos dos, los atributos más negativos para la vida de un católico. Porque cambian su espíritu, alma y personalidad.

Pueden darse dos opciones, la primera que seas víctima de personas obsesivas, llenas de envidias y celos y este Arcángel va a protegerte a partir de este momento.

Invocación al arcángel Jehudiel

Para invocar al arcángel Jehudiel debes tener a la mano una hoja blanca, un color amarillo, un vaso de vidrio lleno de agua, la imagen del arcángel y una vela blanca. Debes colocarte en un lugar tranquilo y lleno de luz, luego debes sentarte en algún lugar cómodo y dibujar en la hoja blanca un pentáculo con el color amarillo, y coloca sobre tus piernas.

Posteriormente coloca a un lado el vaso de vidrio con agua, y del otro lado la vela blanca. Luego mira fijamente la figura del arcángel, y cierra los ojos, imagina que el pentáculo que dibujaste emana un rayo dorado que se refleja en el vaso de vidrio y en la vela. Y luego, justo en ese momento haz tu petición al arcángel Jehudiel.

Oración al arcángel Jehudiel para alejar la envidia

La siguiente oración es una suplica al arcángel Jehudiel para que pueda interceder y librar al creyente de toda envidia y celos. En esta oración se reconoce el divino y santo poder del arcángel, y su misericordia para con los pobres pecadores. También se le pide para que pueda eliminar todos los aspectos negativos en la vida del creyente, para que se pueda acercar más al Dios padre. Y a la vez lo pueda llenar de la divina luz que solo el Altisimo puede enviar.

Con esta oración se espera una respuesta inmediata, donde el corazón del creyente pueda ser transformado, a la vez que es librado de todo lo referente a envidia, chismes y celos.

Amado Ángel Jehudiel, acude en mi ayuda con tus hermanos angelicales y libérame de la envidia y los celos que me atacan o me invaden.
Elimina de mi corazón la maldad que pueda existir y llénalo con tu infinita luz que proviene de la misericordia del divino.
Gracias te doy amado Jehudiel por tu ayuda y protección en mi camino.

Oración al arcángel Jehudiel para purificar el corazón

La siguiente oración es una suplica para que el arcángel Jehudiel pueda renovar y transformar el corazón del creyente. Se exalta el gran poder del arcángel y su repudio en contra de los espíritus malignos, y los actos de maldad. Para que pueda interceder y con la ayuda de su poderos ejercito celestial, pueda proteger y resguardar al creyente de las tentaciones y engaños del enemigo.

Se le pide su cuidado y resguardo constante, para que se puedan librar todas las batallas terrenales, además de pedir que todas las personas envidiosas, celosas y chismosas se alejen del creyente. Y pueda a la vez purificar el corazón de sus enemigos.

Santo Arcángel Jehudiel,

Fuerte ángel y gran opositor

De los espíritus malignos,

Ven en nuestra ayuda

Con todo tu ejército angelical.

Asístenos en la lucha

Contra los tremendos ataques del Infierno.

Quita de nuestros corazones

Y del de nuestros enemigos

Toda envidia, odio y rencor,

Y haz que el Decreto Divino

Llegue a ser para nosotros

Alabanza eterna y viviente en Dios.

Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *