Oraciones a los Santos

Oraciones a San Miguel Arcángel

¿Sabes quién es el Arcángel Miguel? Este es nada más y nada menos que el más popular y escuchado entre los ángeles y los arcángeles, por algo posee el titulo de Príncipe de los Ejércitos Angelicales, ya que el comanda las legiones de ángeles de Dios, actúa como justiciero, defensor de los inocentes y sobre todo juez de la maldad.

Él es un representante divino entre el cielo y la tierra, por ello el orar en su nombre es otra forma de hablar con el Señor, aquí te presentamos una oración hacia el este Arcángel para rogar por su protección.

Oración de Protección a San Miguel Arcángel para pedir ayuda

¡Oh glorioso San Miguel!
Príncipe de los ángeles fieles al Señor,
astro de primerísima magnitud entre los Espíritus angélicos,
altísimo serafín elegido como figura principal
entre los que sirven al trono de Dios
y escogido para hacer cumplir su designios.

San Miguel victorioso,
caballero de la Inmaculada Virgen María
y portador de su estandarte,
general de los ejércitos angélicos,
guerrero justo y fiel que luchaste
contra el soberbio Príncipe de las Tinieblas
y venciste, y desterraste a los infiernos:

se nuestro defensor ante el enemigo,
ayúdanos a salir victoriosos de sus ataques,
protégenos con tu espada,
corta cualquier influencia negativa,
detén los ataques del mal,
aleja todo aquello que nos pueda perjudicar,

muy especialmente solicito tu ayuda para:

(hacer la petición).

San Miguel arcángel,
dotado de amor compasivo hacia los hombres,
ciñe tu armadura a nuestro cuerpo y nuestra alma
para que nada ni nadie maligno la pueda traspasar,
para que nos preserve y nos ampare en todo momento.

San Miguel protector,
extiende tus alas sobre nosotros,
haz que sepamos imitar tus virtudes,
especialmente tu fidelidad y celo por la gloria de Dios,
haz que prevalezca nuestra fe en Él
que protegidos y amparados con tu fuerza y humildad,
con tu gran confianza y tú poder,
cuando salgamos de esta vida terrenal
seamos presentados por ti, libres de toda culpa,
ante Dios misericordioso.

En nombre del Padre, en nombre del Hijo
y en nombre del Espíritu Santo.

Amén.

Oración a San Miguel Arcángel por protección

San Miguel Arcángel es uno de los arcángeles más venerados y rezados dentro de la religión católica. Su poder y rápida respuesta, lo coloca como el rey de los arcángeles, además de ser la mano derecha de Dios padre, para la protección de sus hijos.

Es por esto, que se le tiene mucha fe a este arcángel, además de ser reconocido como el patrono de la sanidad y salvación. Dentro de la religión católica se le considera el príncipe del ejército celestial, otorgándole gran poder.

La siguiente oración busca la protección y el resguardo completo de San Miguel Arcángel, además de su continua guía.

Oh gloriosísimo San Miguel Arcángel, príncipe y caudillo de los ejércitos celestiales, custodio y defensor de las almas, guarda de la Iglesia, vencedor, terror y espanto de los rebeldes espíritus infernales. Humildemente te rogamos, te digne librar de todo mal a los que a ti recurrimos con confianza; que tu favor nos ampare, tu fortaleza nos defienda y que, mediante tu incomparable protección adelantemos cada vez más en el servicio del Señor; que tu virtud nos esfuerce todos los días de nuestra vida, especialmente en el trance de la muerte, para que, defendidos por tu poder del infernal dragón y de todas sus asechanzas, cuando salgamos de este mundo seamos presentados por tí, libres de toda culpa, ante la Divina Majestad. Amén. 

Oración a San Miguel Arcángel para liberación

El príncipe del ejercito de Dios, tiene gran potestad y poder, es por esto que los creyentes católicos suelen invocarlo con regularidad para la búsqueda de protección y liberación.

En la siguiente oración se le pide a San Miguel Arcángel el despojo de toda maldad que hay en la vida de la persona. Se le ruega por su divina protección y su dirección.

Por otro lado, se espera que el arcángel se manifieste con poder en la vida de la persona, y la renueve por completo. Además se le pide que le permita cumplir el propósito que tiene esa persona, en la tierra.

¡Oh Príncipe Supremo de la Milicia Celestial!,

te imploro de alma, mente y corazón,

que Tu gloriosa y poderosa intercesión se cumpla en mí.

Por el poder que Dios te ha dado,

San Miguel Arcángel,

destierra de mi ser todos los espíritus impuros.

Que la protección misericordiosa de Tus Alas,

me envuelvan día y noche.

Que Tu Espada de Luz Celestial

corte y expulse los sentimientos malignos.

Que el Amor de Tu Piadosísimo Corazón

me eleve espiritualmente

y que en Tus Sagrados Brazos de Padre y Protector,

yo ascienda en gloria y redención al Reino de Dios,

Emmanuel.

¡Oh Padre y Protector durante las batallas!,

guíame para que pueda cumplir el propósito,

retira de mis entrañas las células del mal

y así como una vez Te dignaste guiar a Jesucristo

hasta los pies de la Cruz del Amor,

dígnate, Padre mío,

guiarme por el camino de la humildad y de la entrega.

Sagrado Arcángel Miguel,

que todas Tus Huestes Universales,

las que alaban perpetuamente al Padre Supremo,

desciendan ahora hacia el reino de este mundo,

el que fue creado por la Voluntad de Adonai;

úneme a Tu Reino de Amor y Protección,

para que como Tu hijo consagrado,

yo cumpla con la promesa

de preparar la venida gloriosa de Cristo.

Cúbreme con Tu Luz,

Amado Príncipe Miguel.

Amén

Oración a San Miguel Arcángel para librar las batallas

San Miguel Arcángel tiene el deber de enfrentar el mal, y proteger a los hijos de Dios, es por esto, que las oraciones dirigidas a este arcángel suelen ser de protección en la mayoría de los cosas.

En la siguiente oración se le implora a San Miguel Arcángel, su ayuda para afrontar batallas que se avecinan. Además de su amparo y consuelo en todo momento. Por otro lado se le ruega que las entidades del mal se aparten de la persona.

Además se pide a nivel general por la protección de todos los creyentes de Dios, al implorar que las fuerzas de Satanás sean vencidas.

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

 data-srcset

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *