Los 7 sacramentos

¿Qué son los sacramentos?

Los sacramentos son ideales católicos que rigen la vida de un creyente, en total son siete, sin embargo, estos suelen subdividirse con otras doctrinas. Pero las más importantes son: bautismo, confirmación, eucaristía, confesión, unción de los enfermos, orden sacerdotal y el matrimonio. Los sacramentos son fundamentales e indispensables en la vida de todo creyente, ya que, sin su cumplimento no se puede tener una vida completamente consagrada a Dios.

Bautismo

El bautismo es uno de los compromisos más grandes dentro del evangelio, ya sea en la iglesia católica, evangélica o cristiana, el bautismo en un símbolo de muerte y resurrección. Este acto simboliza la unión del creyente con Dios, y su intima comunión a partir de ese momento. Además, es un acto hermoso donde la persona  se sumerge en el agua de vida que es Cristo Jesús, y sale siendo un nuevo hombre.

Al ser bautizado el hombre viejo queda en el pasado, y uno nueve nace para ser luz en medio de la oscuridad. Este acto también simboliza como el creyente muere con Jesús, y seguidamente resucita al igual que él lo hizo.

Confirmación

Luego del bautismo la confirmación es el recordatorio de una vida de comunión permanente con el Creador. Este sacramento reafirma los lazos estrechos del creyente con el Todopoderoso, además de ser una declaración pública del gran amor, devoción y entrega que tiene la persona para con Dios. Además, que concede la intercesión poderosa del Espíritu Santo, para hacer que el nuevo creyente pueda predicar, andar y vivir conforme a las sagradas escrituras.

Antes de realizarse la confirmación los creyentes deben pasar por una capacitación espiritual, donde estarán más orientados sobre la vida católica, y lo que conlleva vivir aferrado a la mano de Dios. Se puede decir que este acto de confirmación esta sancionado por el poder del Espíritu Santo, y es él quien guía a los creyentes.

Eucaristía

La eucaristía es un recordatorio del pacto hecho con Dios, donde se conmemora La Pascua, y la última cena de Jesús, donde se participa de su vida, muerte y resurrección. Para poder participar de este banquete espiritual es necesario que el creyente este en paz con Dios y con sus hermanos.

Delante de los ojos de Dios no esta bien que se tome la eucaristía teniendo rencor, rencillas, o diferencias con alguna persona. Por otro lado, cada vez que se participa de este acto, se puede renovar los votos que se hicieron con el Señor en el momento del bautismo, es una especie de  reavivamiento y reforma. Además, cuando se participa de la eucaristía es un momento de comunión, donde se puede experimentar una completa y total conexión con el Padre celestial

Confesión

La reconciliación es un sacramento que permite la sanación del corazón cuando se ha pecado. La naturaleza del ser humano es pecadora, y aunque este consagrado a Dios, el diablo siempre sabe como atacar al creyente, es por esto, que se suele caer en la tentación. Cuando sucede esto, el creyente se siente apenado, triste y afligido; pero Jesús les enseño a los discípulos que existe el perdón de los pecados por medio de la confesión.

Luego de confesar los pecados, Dios se encarga de perdonar a aquellos que lo han hecho de corazón, y así como dice la biblia, el lanza el pecado a lo profundo del mar y se olvida de ellos para siempre.

Unción de los enfermos

La unción de los enfermos simboliza la compasión y amor que sentía Jesús por los más débiles de su pueblo, siendo esto un aprendizaje que debe ser replicado en la actualidad. Ayudar a otro es la forma más noble de expresar que Dios mora en tu corazón, y qué más que extender la mano por aquellos que están quebrantados de salud. Una mano amiga en momentos de enfermedad es un reflejo de la luz que solo da el Todopoderoso.

Este acto muestra la misericordia de Dios y permite ver al creyente lo afortunado que es por contar con salud. El agradecimiento es parte vital de este sacramento, porque sin él, solo es otro acto vacío.

Orden sacerdotal

El orden sacerdotal es un sacramento que va enteramente ligado a los gobernantes y líderes religiosos, ya que, ellos son los encargados de conducir y dirigir al rebaño del Señor. Así como Jesús guio y enseño a sus discípulos cuando estuvo en la tierra, así mismo deben hacer los sacerdotes. Procurando siempre cumplir a cabalidad la palabra de Dios, y lograr que los creyentes puedan crecer en la fe. Además, que debe siempre reflejar el amor, la compasión y la bondad del Todopoderoso, para que su ejemplo sea multiplicado. 

Matrimonio

Una de las primeras instituciones que creo Dios fue la del matrimonio. En el Edén el Señor noto que Adán estaba solo y afligido y vio que necesitaba de una compañía idónea, es por esto que de su costilla crea a Eva, para que juntos pudieran vivir, crecer y procrearse en el paraíso. El matrimonio es un sagrado sacramento que debe ser cumplido por todos los creyente. Un hogar que alabe y glorifique del amor de Dios, es el mejor testimonio que puede existir.

El matrimonio es el reflejo de la unión entre dos personas y el Creador,  donde el propósito final es amar y ser amado, mostrando así el gran amor de Dios

sacramentos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *