Oraciones a la Virgen de Juquila

La Virgen de Juquila es la tercera virgen mas venerada en México. La historia cuenta que un fraile dominicano visito el estado de Oaxaca y llevo consigo una pequeña imagen de la virgen de Juquila, y se la regalo a uno de sus  ayudantes en la iglesia. Una vez que el fraile se fue del país, su ayudante llevo la imagen a Oaxaca y desde ese momento todo el pueblo decidió venerarla por los milagros que hacía.

Oración a la Virgen de Juquila para pedir tres deseos

La siguiente oración es corta, pero suele utilizarse al comienzo de cualquier suplica. En ella se exalta la bondad, misericordia y poder de la virgen y se le piden tres deseos. Por el amor, salud y riquezas para el creyente y su familia. 

¡Santísima Virgen pura! ¡Santa Virgen de Juquila Milagrosa! hoy vengo ante ti con una pequeña petitoria, tú que eres una señora misericordiosa y bonita y que velas por todos tus creyentes servidores.

Obséquianos Madre generosa, consuelo y amor con tu grandiosa misericordia; aleja las angustias y las malas decisiones que hemos tomado.

¡Arrópanos con tu luz! y con mucha fe te suplico humildemente tres deseos: Haz que todos a los que amo cuenten con salud, amor y que no sufran de problemas económicos, te lo imploro madre piadosa.

Amén.

Oración a la Virgen de Juquila para momentos difíciles

La Virgen de Juquila es venerada a nivel mundial el 8 de diciembre, en todas las iglesias católicas, por su infinito amor y misericordia para con todos los hijos de Dios. Se le conoce como la virgen de las intercesiones. En la siguiente oración se le pide que pueda dar consuelo y fortaleza al creyente, para sobrellevar la situación que lo aqueja.

Se le pide que tome la petición entre sus manos y que pueda responderla rápidamente, para que pueda encontrar paz en su alma. Por otro lado, se le ruega que pueda interceder por él  y que se cumpla su voluntad divina. 

Venerable Virgen de Juquila, abogada de toda la humanidad, en especial de aquellos que pasan por casos difíciles.

Te ruego tomes las palabras de esta oración, invoco tu poder de intercesión, pido tu bendición y una pronta solución a este problema que roba mis fuerzas. (indicar o describir el caso específico por el cual se ruega)

Toma mi peticion con tus sagradas manos, las mismas manos que cuidaron, sanaron y amaron hasta la muerte a tu hijo, las manos de quien a través de su ternura, bendice, cura y logra cambiar vidas y acontecimientos; tú desde el cielo todo lo ves, conoces nuestro padecimiento, apiádate y socorre pronto mi necesidad. Virgen de Juquila, intercede para que este problema se resuelva.

Mírame con compasión e intercede para que en mí se haga la voluntad divina.

Que tus oídos escuchen mi petición, que tus palabras le den consuelo y tranquilidad a mi vida y que tu inmenso corazón guarde y acoja mi petición; te ruego para que este problema sea escuchado por el Padre en el cielo, tu sabes las dificultades y adversidades por las que pasamos en este mundo, acoge pues mi padecimiento y guia mi vida para que pueda gozar de tu gracia y la tranquilidad de solucionar mi situación.

Amen.

Oración a la Virgen de Juquila por protección

La siguiente oración es una suplica a la Virgen de Juquila para que cuide al creyente de todo peligro y maldad. Se le pide que lo acompañe en los momentos de angustia y miedo, para que pueda salir victorioso. Y que con su poderosa divinidad lo pueda resguardar y darle protección cada día.

Se le pide que lo arrope con su manto, y que le extienda su mano para poder aferrarse a ella, y no dejar los caminos del Señor.

Por último se le dice que siempre lo resguarde de todo mal, y que pueda alejar del creyente a todas las malas personas que lo rodean y que solo desean verlo caer.

Virgen de Juquila, mira mi fragilidad, mira los peligros diarios que me acechan, mira el poder de mi enemigo, acaso tengo poder yo para protegerme, acaso mi Madre no acompañará mis miedos; poderosa Señora, ruego por tu protección, cuida de mi integridad material y espiritual como bien lo hiciste con tu hijo cuando en Nazareth crecía y se exponía a todos los riesgos del mundo.

Señora mía, Virgen de Juquila, se pronta en socorrer mi petición, yo quiero con toda mi fe confiar en que oirás mi súplica, oh poderosa Madre, cuánto deseo tener esa confianza en ti como las aves se confían ante el Señor sin la menor preocupación, y si me abandono en tus maternales brazos gran Señora como Jesús lo hizo y nunca tu amor y tu protección a él le faltaron, tu nos amas a todos con igual e inmenso amor, que agradecido me siento Virgen de Juquila en sentir tu protección.

Quiero tomar tu mano, arroparme con tu sagrado manto, cubrirme con tus oraciones, acaso podré sentir temor si abogada eres de todo aquel que te venera y te ruega, Virgen de Juquila, toma esta oración, toma mi corazón, concédeme toda protección, dame los méritos que no tengo, dame la fe suficiente, cuanto tú confiaste en tu hijo sabiendo que él nunca te dejaría abandonada o con las manos vacías, de la misma manera deseo acojas mis ruegos, como hare para no desconfiar de tu protección y nunca más dudar de tu amor y fidelidad.

Virgen de Juquila, por mi protección y seguridad a tus pies me inclino, sé que no me esconderás tu mirada, se que te haras dueña de mis miedos y dudas, contigo ya no habre de sentir duda, si a tu lado estoy, volver a temer no será necesario, gracias Virgen de Juquila porque cuando tu presencia invoco, protegido me siento, cuando te siento cerca, tu manto es mi escudo y si tu estas en medio, es la Madre de Dios quien esta conmigo. Amen.

Oración a la Virgen de Juquila por la sanación

Esta oración a la Virgen de Juquila es un ruego desesperado para que pueda restablecer la salud física de una persona. Y pueda a la vez cuidar al creyente de cualquier falla en su salud. Se le pide que pueda sanar por completo al enfermo, y que pueda darle consuelo en los momentos de dolor y aflicción.

Por otro lado, también se le pide fortaleza para sobrellevar las enfermedades y los quebrantos. Además, se le agradece por el don de la vida, y por el cuidado diario que ella tiene sobre el creyente. 

Virgen de Juquila, tú que gozas de celestial y eterna salud, guárdame de la enfermedad, especialmente pon tu mirada pura y sanadora en la humanidad de (nombre del enfermo por quien se pide) pues se encuentra postrado experimentando la prueba de la enfermedad, el dolor y la privación de una vida normal; cuanto deseo yo tener la gracia que te ha sido dada de no sufrir mal alguno, acaso vendrás con prontitud en su auxilio Madre mía, mira como sufre sin descanso.

No tengo más grande satisfacción oh Virgen de Juquila que la de abrir los ojos y ver el mundo, sentirme lleno de salud y alegre, pero cuanto tiempo mas llevaremos la carga de ver la postración sobre la humanidad del ser por quien a ti suplico le devuelvas su salud; cuanto mas habrá de sufrir sus dolores desdichas bendita Señora; ven prontamente, que su cuerpo material sufre y está en peligro, qué haré si tu no llegas, quien vendrá en mi socorro.

Cuánto he pensado en esos tiempos cuando de salud y vitalidad siempre gozaba, hoy Virgen de Juquila su cuerpo debilitado, la enfermedad y su fortaleza ha doblado, mira con amor su dolor y  necesidad, pues solo un pensamiento tuyo divina Señora basta, cuán indigno soy confieso, no merezco ni alzar a ti la mirada, pero ante mi frustración pido que esta oración por fe llegue pronto a tu corazón.

Desciende sobre su ser corporal, mental y espiritual oh bendita Virgen de Juquila, devuelve su vitalidad y su tranquilidad, cuánto he deseado ver mi ser querido de pie, tranquilo y sonriendo; pasa tu dulce y poderosa mano sobre su cuerpo de la misma manera que tu hijo lo hacía con los enfermos restaurando siempre su salud y su gozo, acaso tardaras oh dulce Madre en compadecerte de su dolor y postración, guarda Madre poderosa en tu corazón esta oración aunque yo no tenga mérito. Amen.

Oración a la Virgen de Juquila por el embarazo

En esta oración a la Virgen Juquila se le pide que pueda bendecir el vientre de la creyente para que pueda dar el don de la vida. Se le pide que le de un hijo, y que este pueda llegar al mundo sano y con un espíritu de bien. Se le ruega que la ayude a concebir un bebé, que pueda llenar de amor su hogar y a la vez llenar su corazón de gozo y paz.

Por otro lado, se le pide que su vientre pueda dar un fruto de amor, y que si esto se da. La creyente criara al bebé bajo los preceptos de la fe católica, y siempre guiado hacia el bien.

Venerable Virgen de Juquila, bendice íntegramente mi cuerpo, especialmente mi vientre para que el don de la vida nazca en él; dame además tu bendición que sana y dispone mi espíritu al bien, madre de Jesús, con cuánto amor llevaste en tu vientre al niño y cuánta sabiduría hay en tí para sobrellevar su crecimiento y su vida en este difícil mundo; te ruego me concedas un embarazo ya que también oh venerable virgen experimentaste el gozo de llevar en tu vientre la vida del Creador.

Santísima y gozosa Señora, Virgen de Juquila, soy una fiel devota que diariamente acuden a tu intercesión suplicando tus favores, acaso oirás hoy mi petición, tú no dejarás mis manos vacías cuando con fe te ruego, lo sé; sé pronta madre mía en permitir que mi vientre se llene vida mediante el soplo divino y eterno del Espíritu Santo, como llegaste a ser una madre tan llena de amor con tu hijo, tu harás de mí la más tierna y acogedora madre.

Me pongo en tus manos Virgen de Juquila y bajo tu poder oh suplicante Madre, haz que mi espera tenga el fruto que con inmenso amor espero, con cuánto amor y paciencia has esperado oh Madre la llegada de Jesús en tu vientre, bendita tú gran Señora, bendito por tu causa mi vientre el fruto que ha de llegar por mi súplica mientras veo hacerse realidad mi embarazo.

Ya quiero sentir como la vida brota de mi vientre, que inmenso gozo y alegría Señora mía solo con la anunciación que tú recibiste de parte del Arcangel; regalame oh Virgen de Juquila la gracia y la dicha de experimentar tu gran felicidad viendo yo en mi cuerpo como la vida se hace realidad, como de la nada un ser especial va tomando forma humana mediante la omnipotencia y el amor de Dios.

Oración a al Virgen de Juquila por cuidado y resguardo

La siguiente oración es un suplica para que la Virgen de Juquila pueda cuidar y resguardar al creyente de todo mal. Se le pide que pueda cubrirlo con su manto y mantenerlo a salvo de cualquier chisme, brujería o malas intenciones. También se el pide que pueda resguardar el camino de los peregrinos y de las personas que se encuentran desamparadas y con hambre.

Por otro lado se le pide que pueda extender su mano, para que el creyente se sujete a ella y pueda tener una vida llena de bendiciones y salud.   

Milagrosa Virgen, Madre de las esperanzas; te otorgo mi vida, cúbrenos y protege de todo mal. Este mundo que se halla lleno de pecados e injusticias; no hagas que nada nos tiente y haz que siempre estemos por el buen camino que tú y Dios nos han dispuesto. Madre Juquila, defiende a todos los peregrinos, protege sus caminos; vela por los más necesitados y aquellos que no tienen nada que comer. Sujeta nuestra mano eternamente, y no nos dejes caer nunca.  (REALIZAR PETICIÓN)Te doy gracia adorada Virgen de Juquila, por los favores concedidos.

Amén.

Oración a la Virgen de Juquila para hacer una petición

La siguiente oración es una oración base para realizar cualquier tipo de petición. Se exalta en primera instancia el poder y divinidad de la Virgen y se le pide que pueda resguardarlo de todo mal. También se le pide que pueda guiar el camino del creyente y llevarlo por la senda de paz y amor. Por otro lado, se le pide que extienda su mano para poder aferrarse a ella y no caer en la tentación ni en malos actos.

También se le pide que pueda acobijarlo y dirigirlo siempre por el camino del bien, y se le ruega porque pueda alejarlo de todo pecado, y de las personas mal intencionadas que lo rodean

Amadísima y compasiva Virgen de Juquila, Madre de nuestra fe, madre de nuestros pasos, protégenos de todo mal. Tu como ser Celestial, si vez que titubeamos o nos desviamos del camino que Dios nos ha preparado, guíanos y extiéndenos tu mano para no caer.

Santa Madre, ampara a los peregrinos y vela por su seguridad en todo momento; compadécete de los menos afortunados y que no tienen nada que dar. Acobíjanos y líbranos de todo pecado mortal. Concédenos: (SOLICITAR O REALIZAR LAS PETICIONES)

Te agradezco Virgen de Juquila por los favores concedidos

Amén.

Oración a la Virgen de Juquila para llenarse de luz

La siguiente oración es una petición especial para que la Virgen de Juquila pueda llenar de luz y paz al creyente. Para que por medio de su intervención y amor, le pueda conceder una vida tranquila y serena. Sin dificultades, problemas de salud y sin personas malas a su alrededor.

Se le pide también que pueda guiarlo en todo momento, y que con su amor, pueda aferrarse cada día más a las cosas de la luz, que lo llevarán más cerca del Dios padre.

Amada Señora de Juquila, lléname con tu luz y llévate todo pensamiento viciado; ¡Oh madre de los Cielos y de nuestro amado Dios! tú que con tu alma piadosa cuidas a los desatendidos, hacedora de milagros. Patroncita Juquila, veladora de los enfermos y que extiende sus manos a los más desalentados, Tú que proteges de malas compañías y libras de todo mal.

Tú que nunca dejas de lado en ese momento de oscuridad, te ruego escuches mis peticiones que tan modestamente y con fe te traigo: (PETICIONES) Amada Señora de Juquila, Patrona de los desatendidos, y Madre de nuestro camino.

Protégenos de todo mal. Este mundo que se encuentra atiborrado de pecados y de malos tratos,  arrópanos y no nos dejes caer. Oh piadosa Madre, protege a todos tus fieles seguidores, sé nuestra guardiana y vela por todos los que no tienen. Sé nuestra guía en todo momento. Te doy las gracias Virgen de Juquila por los favores recibidos.

Amén.

virgen de juquila

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *