Oraciones a la Serenidad

Oración a la Serenidad a Dios

Todas las personas pasan por episodios de desesperación, estrés, y zozobra Para estos momentos difíciles una oración de serenidad puede ser la mejor opción para solucionar estos problemas. 

Declarar que Dios es el único que te puede dar paz, es ideal en momentos de angustia y preocupación. La presencia de Dios es paz y serenidad, es por esto que solo a él se le puede pedir que la de.

Esta oración de serenidad es una declaración del poder de Dios, y de su presencia en medio de aquellos que están desesperados o angustiados. Una oración de serenidad es la respuesta a un momento de tragedia y dificultad.

Dios, dame la serenidad de aceptar las cosas que no puedo cambiar;
Valor para cambiar las cosas que puedo; y sabiduría para conocer la diferencia.
Viviendo un día a la vez;
Disfrutando un momento a la vez;
Aceptando dificultades como el camino a la paz;
Aceptando, como hizo Él, este mundo pecador tal como es, no como yo lo tendría;
Confiando que Él hará bien todas las cosas si yo me rindo a Su voluntad;
Que yo sea razonablemente feliz en esta vida y supremamente feliz con Él
Para siempre en la próxima. Amén.

Oración a la Serenidad a Dios 2

Si estás buscando una oración en la cual pidas a Dios para que traiga paz a tu vida, has llegado al lugar correcto, el presente rezo que te mostraremos fue desarrollada por un personaje conocido como Reinhold Niebuhr, al recitar estas palabras reconocemos primero que nada la existencia del Señor, así como la facultad única que solo el posee para traer paz a nuestro interior, la cual no logramos ni lograremos encontrar en otro lugar, así que no esperes más, concéntrate, abre tu corazón a Dios y deja salir las palabras, muy pronto empezaras a sentir como todos los problemas se alejan de ti.  

Dios concédeme la serenidad para
aceptar las cosas que no puedo cambiar,
el valor para cambiar las cosas que sí puedo,
y la sabiduría para reconocer la diferencia.

Oración a la Serenidad y a la paz

Serenidad es una palabra que no suele escucharse frecuentemente en los tiempos actuales. Es poco común oír la descripción de “serena” a una persona. Esto es debido a la época en la cual vivimos, pues serenidad no es la mejor palabra de describir la era moderna, todo lo contrario, es más común escuchar descripciones como locura, preocupaciones, estrés y muchas otras más.
Pero al final lo curioso es que todos anhelan encontrar algo de paz o serenidad. Llegando al punto de hacer ejercicios o meditar sin éxito alguno, y es aquí donde la mayoría olvida que no importa donde busques la serenidad solo la encontraras en Dios.  

Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que puedo cambiar y la sabiduría para conocer la diferencia; viviendo un día a la vez, disfrutando un momento a la vez; aceptando las adversidades como un camino hacia la paz; pidiendo, como lo hizo Dios, en este mundo pecador tal y como es, y no como me gustaría que fuera; creyendo que Tú harás que todas las cosas estén bien si yo me entrego a Tu voluntad; de modo que pueda ser razonablemente feliz en esta vida e increíblemente feliz Contigo en la siguiente.

Amen.

Oración a la serenidad para la paz

La oración de la serenidad busca llenar de paz y calma a la persona que la esta pronunciando. Tener serenidad es sinónimo de esta en quietud y tranquilidad. Cuando se esta pasando por dificultades o problemas, poder conciliar el sueño o tener serenidad cuesta bastante.

Es por esto, que la siguiente oración busca llenar de quietud y calma el alma afligida de quien la pronuncia. Es una oración donde se derrama el alma de la persona y donde invoca la protección de Dios y su fiel cuidado.

Además busca el perdón de los pecados y que se haga de esa persona un instrumento poderoso de paz y misericordia.

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz:

donde haya odio, ponga yo amor,

donde haya ofensa, ponga yo perdón,

donde haya discordia, ponga yo unión,

donde haya error, ponga yo verdad,

donde haya duda, ponga yo la fe,

donde haya desesperación, ponga yo esperanza,

donde haya tinieblas, ponga yo luz,

donde haya tristeza, ponga yo alegría.

Oh Maestro, que no busque yo tanto

ser consolado como consolar,

ser comprendido como comprender,

ser amado como amar.

Porque dando se recibe,

olvidando se encuentra,

perdonando se es perdonado,

y muriendo se resucita a la vida eterna.

Oración de la serenidad para superar dificultades

Tener serenidad y paz en medio de las dificultades es cuesta arriba. Cuando se tiene problemas económicos, familiares o de salud, el insomnio y el estrés pueden apoderase de ti.

Poder contar con un respiro en medio de todas estas dificultades, es la mejor solución para centrarse y pensar las cosas bien. La siguiente oración es una búsqueda de esa paz en medio de momentos de tribulación, implorándoles al Dios padre, fuerza y entereza para afrontar todo lo que se avecina.

Una oración de la serenidad para superar dificultades, suele ser la mejor opción para calmar los nervios, y encomendarle esa situación al único que le puede dar una resolución.

Oh Señor, te invocamos en este tiempo de sufrimiento,

danos la fuerza y la voluntad de llevar nuestras pesadas cargas,

hasta que podamos volver a sentir el calor y el amor de

tu compasión divina. Míranos y ten misericordia

de nosotros que luchamos para comprender las dificultades de la vida.

Mantennos siempre contigo, hasta que podamos caminar nuevamente con

corazones de luz y espíritu renovado.

Oración a la serenidad para tener paz mental

Tener serenidad es sinónimo de tranquilidad, reposo y relajamiento, es un estado de mental, donde el ser humano se encuentra en quietud, y donde sus problemas no lo rebasan a él.

La siguiente oración a la serenidad, busca implorar paz mental, seguridad, protección y resguardo divino. Se busca agradecer todos los favores recibidos por el Todopoderoso y demostrar su fe y convicción de que él lo ayudara a salir de esa situación que lo aqueja.

No hay nada peor que no conseguir paz mental. Es una situación que atormenta, desgasta y no deja vivir a la persona. Esta oración es ideal para aquellas personas que se sienten en una zozobra constante.

Dios Todopoderoso, te damos gracias por nuestras vidas, por tu gran misericordia y la gracia que recibimos. Te damos gracias por tu  fidelidad, aunque nosotros no te hayamos sido fieles. Señor Jesús, te pedimos que nos des toda la paz posible a nuestra mente, cuerpo, alma y espíritu. Queremos que cures y quites todo lo que está causando estrés, dolor y tristeza en nuestras vidas.

Por favor, guía nuestro camino a través de la vida y que nuestros enemigos estén en paz con los demás. Venga tu reinado de paz a nuestra familia, a nuestro lugar de trabajo y a todo lo que esté en nuestras manos.

Que tus ángeles de paz vayan por delante de nosotros cuando salimos y permanezcan a nuestro lado cuando volvamos.

En nombre de Jesús, Amén.

oraciones a la serenidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *