Oración milagrosa a la Virgen de Montserrat

Si buscas una oración milagros dirigida a una virgen, has llegado al lugar correcto, pues la Virgen de Montserrat es conocida por cumplir muchos milagros a distintas personas, ella al ser un personaje santo se encuentra en comunicación constante con Dios, por lo que dirigir una oración en su nombre es otra forma de hablar con el Señor.

Por ello el milagro que buscas puede te será cumplido de la mano de la Virgen Morena siempre y cuando pongas toda tu fe en la petición, y sea para un bien común pues el Señor escuchado a todos los pedidos de ayuda de sus hijos.

Oración para Virgen de Montserrat

Milagrosa Señora mía, Madre Santa,

mi muy querida Virgencita de Montserrat,

mediadora poderosa y la más eficaz abogada

nuestra, Tú que eres dulcísimo Corazón de amor,

Madre de misericordia y alma pura de Dios,

derrama sobre tus hijos abundancia de gracias, con

tus amabilísimas manos llénanos de bendiciones

y concédenos el auxilio que tanto precisamos.

Santa María de Montserrat, Virgen Morena, siempre

dulce, amable, tierna y milagrosa, que desde esta

tu Sagrada Imagen repartes los tesoros Celestiales,

nos das alegría y remedio para nuestras penas

y con solicitud siempre escuchas y consuelas a los

que nos acercamos confiadamente ante Ti, te suplico

actúes y obres en mi vida un milagro, te ruego me

ayudes a aliviar mis padecimientos e intercedas por

mi ante Dios Misericordioso, para que reciba pronto su

benéfica asistencia y pueda salir de tanta necesidad y tristeza.

 

Recíbeme con comprensión y compasión y

atiende estas peticiones que hoy te hago llegar,

pide a tu bendito Hijo Jesús me auxilie en lo que pido

y haga llegar a mi vida solución a lo que me inquieta:

 

(ahora se dice con mucha fe lo que se desea conseguir).

 

Muéstrame, Señora de Montserrat, tu bondad, lleva a

las Alturas cuanto antes estas urgentes peticiones

y ruega para que consiga lo que solicito con humildad.

Virgencita amadísima, dulce y milagrosísima Señora de Montserrat,

aleja de mi vida tanta preocupación, tanta dificultad y angustia,

haz que el Señor me ayude con su infinita generosidad

a superar todo lo que me aflige y desespera, que en estos

momentos es mucho, y hace que me sienta tan mal,

y además es motivo de angustia para mis seres queridos.

 

Saber que tu Corazón está siempre abierto, siempre dispuesto y

cargado de bondad para quienes recurren a ti en sus penas

me alegra, me devuelve la paz y la tranquilidad, y me hace esperar

que saldré de este mal momento, pues yo espero y confío me

concederás el milagro pedido. Pongo bajo tu cuidado e intercesión

a mi familia, a las personas que quiero y me rodean.

 

Tú que siempre velas por el bienestar de tus hijos, Tú que haces

fácil los imposibles, ayúdanos, Santa Madre, no nos dejes solos,

regálanos tu favor para aliviar nuestras cargas en esta vida,

hasta que lleguemos a participar de la Gloria Eterna

a tu lado y con nuestro Salvador y Señor.

 

Amén.

Reparte Bendición, compartiendo la Oración

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *