Oraciones al Santo Niño de Atocha

    El Santo Niño de Atocha fue un niño que aparecía a los presos en la ciudad de Atocha. Para el siglo XIII este lugar fue invadido por musulmanes y todos los cristianos fueron apresados.

    A los presos no se les daba comida ni agua porque era una forma de castigo. Solo se les permitía a los niños no mayores a 12 años poder alimentar a los presos. Es aquí donde hace su aparición el Santo Niño de Atocha. Todos los presos eran visitados por un niño de aspecto humilde el cual llevaba una canasta de comida.

    Lo impresionante de este hecho es que la comida de su canasta nunca se acababa, logrando así, alimentar a todos los presos en aquel entonces. Por esta razón el Santo Niño de Atocha es adorado y venerado dentro de la fe católica.

    Oración al Santo Niño de Atocha para abrir caminos

    La siguiente oración es la suplica desesperada de un creyente, el cual necesita de manera inmediata la intervención divina del Santo Niño de Atocha. El creyente manifiesta que su vida esta llena de tropiezos y problemas, y se le ruega al santo que pueda inclinar su vista y apreciar al creyente.

    Se le pide que los caminos puedan abrirse para que todo lo que haga y emprenda le salga bien. Además, se le pide por su resguardo constante, ya que, esta rodeado por malas personas que solo buscan su mal.

    El creyente manifiesta la fe que tiene en el Santo Niño de Atocha y exalta su divino poder. Es por esto, que también pide una larga vida y mucha salud.

    Clemente y bondadoso Infante de Atocha, acudo ante ti para decirte lo mucho que te amo y necesito, quiero que vuelvas tus ojos misericordiosos hacia mi y veas la desesperación y aflicción que me embarga, yo he hecho todo lo que esta a mi alcance pero mis problemas son graves y no he encontrado solución, Tú que eres tan milagroso no te apartes de mi: te pido ardientemente me envíes tu asistencia, te pido urgente consuelo y ayuda Seguir leyendo Sapientísimo y Santo Niño de Atocha, protector de todos los hombres, amparo de los desvalidos, sanador divino de cualquier enfermedad.

    Poderosísimo Santo Niño: te saludo, te alabo en este día y te ofrezco estos rezos: (tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias), en memoria de la jornada que hiciste encarnado en las purísimas e inmaculadas entrañas de tu dulce y amabilísima Madre, desde la ciudad santa de Jerusalén hasta Belén.

    Por la fe que en ti tengo, escucha mis ruegos, por la confianza que en ti deposito, concédeme lo que con humildad solicito: (pedir lo que se desea alcanzar).

    Yo, que te amo sobre todas las cosas, quiero alabarte sin cesar, junto a los coros de Querubines y Serafines, adornados de perfectísima sabiduría. Espero, preciosísimo Santo Niño de Atocha, feliz respuesta a mi suplica.

    Sé que no saldré desconsolado de ti, y que además tú me concederás una buena muerte, para así acompañarte en el Belén de la Gloria.

    Amén.

    Oración al Santo Niño de Atocha para protección

    La siguiente oración esta dirigida al Santo Niño de Atocha para que pueda resguardar y proteger al creyente. El creyente admira el poder divino que posee este santo y le suplica por su ayuda.

    En la oración se le ofrecen un Ave María y algunos Padrenuestro para adorar de una mejor manera al santo. Por oro lado se exalta el poder del Santo Niño de Atocha ya que es conocido como el protector de todos los hombres.

    Por último se le ruega que su protección esta siempre del lado del creyente, para que no pueda ser lastimado por las personas que desean hacerle daño.

    Sapientísimo niño Jesús de atocha, general protector de todos los hombres, general amparo de los desvalidos, médico divino de cualquier enfermedad.

    Poderosísimo niño, yo te saludo, yo te alabo en este día y te ofrezco estos tres padrenuestros, avemarías con gloria, en memoria de aquella jornada que hiciste, encarnado en las purísimas entrañas de tu amabilísima madre, desde aquella ciudad santa de Jerusalén hasta llegar a belén.

    Por dichos recuerdos que hago en este día te pido me concedas lo que suplico…

    Para lo cual presento estos méritos y los acompaño con los del coro de los querubines y serafines, que están adornados de sabiduría, por los cuales espero, niño de atocha, feliz despacho en lo que te ruego y pretendo, y estoy cierto que no saldré desconsolado de ti, y lograré una buena muerte, para llegar a acompañarte en el belén de la gloria. (Aquí se hace la petición y se rezan tres padrenuestros, tres avemarías y gloria)

    Amén.

    Oración al Santo Niño de Atocha para la salud

    Esta oración es para que el Santo Niño de Atocha pueda intervenir en la vida del creyente y realizar un milagro de sanidad. El creyente expresa su inmenso dólar y su deseo por ser una persona sana otra vez, por esto acude al santo para hallar en él un milagro.

    El creyente evoca todos los milagros del Santo Niño de Atocha y recuerda que el santo sanaba a todos los enfermos que encontraba en su camino. Por esa razón espera que pueda ser misericordioso y brindarle sanidad.

    También se le pide fortaleza para poder sobrellevar el dolor, y consuelo para los momentos más difíciles de la enfermedad.

    ¡Oh querido y dulce Santo Niño de la Salud!, mi Niño amado, mi gran consuelo: vengo a tu presencia agobiado por el sufrimiento que ocasiona mi enfermedad, y movido por la más grande confianza para implorar tu ayuda divina.

    Sé que cuando estabas en este mundo te compadecías de todo aquel que sufría, sobre todo de aquellos que eran atormentados por el dolor.

    Por el infinito amor que tenías para dar, los curabas de sus males y pesares, y tus milagros fueron la demostración palpable de tu bondad, amor eterno y misericordia.

    Por ello, ¡oh querido Niño de la Salud!, mi Niño amado, mi gran consuelo, te pido humildemente que me concedas la fortaleza necesaria para soportar el dolor, el alivio y consuelo en los momentos más difíciles y sobre todo, la gracia muy especial, de recuperar mi vigor, mi energía, mi salud, si conviene para el bien de mi alma.

    Con ella podré alabarte, darte gracias y adorarte durante toda mi vida.

    Amén.

    Oración al Santo Niño de Atocha para embarazos

    La siguiente oración es para que el Santo Niño de Atocha pueda abrir la matriz de la creyente y pueda quedar embarazada. La creyente apela a la pureza del santo y su divina misericordia para que pueda escuchar su humilde plegaria.

    Se le ruega que pueda ser derramada su misericordia sobre su vientre para poder concebir. También se le pide que todo maldad sea alejada de su vida, y que solo el bien pueda reinar a su alrededor.

    Por último se reafirma la fe que posee la creyente y su confianza en el que el Santo Niño de Atocha obrará en su vida

    Dignísimo Niño de Atocha, símbolo de amor y pureza, hoy me inclino ante Ti para implorar que me ayudes a quedar embarazada.

    Tú que eres un ser omnisciente, entiendes que mi principal propósito es concebir un hijo; pero, lamentablemente, hasta el momento no lo he podido cumplir.

    Por esa razón, te solicito que derrames tu misericordia sobre mi vientre para que quede libre de todo mal y, así, logre quedar embarazada.

    Santo Niño de Atocha, recuerda que yo confío plenamente en tu bondad, puesto que posees el don de hacer realidad las causas difíciles. Amén.

     data-srcset

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.