Oraciones a la divina providencia

La oración a la divina providencia es un ruego o suplica para poder tener, salud, trabajo, y protección. Dentro de la fe católica se cree que la divina providencia es la encargada de manifestar la voluntad de Dios en la tierra. Es por eso que se le reza con mucha devoción.

Muchos consideran que todo lo que pase en el mundo es obra de una simple casualidad, o de mera coincidencia, sin embargo, existe un ser supremo que dirige la vida de todos, este ser es Dios, y su nombre es exaltado a través de cada oración y ruego.

La oración a la divina providencia es una señal de fe ferviente, donde se tiene la convicción de que Dios cumplirá sus peticiones.

Oración diaria a la divina providencia

 Esta oración se puede rezar diariamente y tiene fuerza para pedir a la divina providencia por el trabajo, las enfermedades y los recursos básicos como el de una vivienda.


Divina Providencia, consérvanos el trabajo que tenemos y concédenos la gracia a quienes no lo tenemos. 
Divina Providencia, concédenos la gracia de tener o encontrar la limosna o ayuda que necesitamos en los momentos más difíciles de nuestra vida. 
Divina Providencia, concédenos la salud que tenemos y líbranos de accidentes, enfermedades, odios y malas voluntades. 
Que la Divina Providencia se extienda en cada instante y momento, para que nunca nos falte, casa, vestido y sustento. Y los santos sacramentos en los últimos momentos

Oración a la divina providencia por cuidado y guía  

La divina providencia se encarga de manifestar la voluntad de Dios, y por esto, es ella quien efectúa los actos de bondad, misericordia y gracia en los seres humanos. Las oraciones que se el realizan suelen ser respondidas rápidamente

La siguiente oración a la divina providencia, es una suplica humilde a Dios padre, para que la divina providencia pueda actuar en su vida. La pueda transformar, cuidarla y guiarla.

Cuando no se sabe a donde ir, o que camino tomar, esta oración te ayuda a aclarar tu mente y llega a ti la gracia divina, que tanto necesitas para poder centrar tus pensamientos

Santísima Trinidad

¡Oh Divina Providencia!

Concédeme tu clemencia

Y tu infinita bondad.

Arrodillado a tus plantas

A ti Caridad portento

Te pido para los míos,

Casa, vestido y sustento.

Concédeles la salud,

Llévalos por buen camino;

Que sea siempre la virtud

Lo que los guíe en su destino.

Tú eres toda mi esperanza,

Tú eres el consuelo mío;

En cuanto mi mente alcanza

En Ti creo, en Ti espero y en Ti confío.

Amén

Oración a la divina providencia para dar gracias

La divina providencia es el poder supremo de Dios en la tierra, gracias a ella se cumplen las peticiones que se le hace al Todopoderoso. Los hombres suelen acudir a la divina providencia para tener seguridad, conservar su trabajo o simplemente para pedir ayuda.

La siguiente oración tiene como fin darle gracias a la divina providencia por las peticiones contestadas. También se pide la guía, protección y buena voluntad de Dios. Y se realiza una petición especial para que toda la familia de esta persona tenga abundancia y le vaya bien en su día a día.

Agradecer es la mejor forma de mostrar humildad delante de la divina providencia. Luego de las peticiones contestadas, ya sea satisfactoria o negativamente, ve y pídele a esta santidad para que te ayude en tu vida.

Humildemente vengo a darte las gracias por los infinitos bienes con que tu Divina Providencia me ha colmado.

Ingrato sería si no viniese a rendir este justísimo acto de gratitud.

Acéptalo no sólo por mí, sino por mis familiares que abundan en su reconocimiento a la prodigalidad de tu bendita y Sacrosanta mano. Pidote rendidamente por todos mis bienhechores, por todas las personas, que en tu infinita Gracia, han intervenido proporcionándome los medios de subsistencia, socórrelos y protégelos. A mí, hazme digno de tu protección, iluminándome con la antorcha de la fe, para que mientras sea peregrino de este mundo, constantemente pondere tu grandeza.

Acepta todos los trabajos y sacrificios que tenga en este mes, los que anticipadamente te ofrezco y que en tu nombre llevare con resignación.

Dame Tu Santísima Bendición en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Credo a la divina providencia

El credo suele ser una manera de afirmar la devoción y compromiso que tiene una persona con Dios padre, Dios hijo, y Dios espíritu santo. En este caso el credo es hacia la divina providencia, donde se busca dar gracias a Dios y a esta divinidad por los favores recibidos, y por todas las cosas que le ha dado a esta persona.

Además este credo busca exaltar la sagrada labor de la divina providencia en la vida de la humanidad. Sin su ayuda y buena dirección las personas podrían estar perdidas y sin un refugio seguro.

Realizar este credo a la divina providencia es un grito al mundo de esperanza y fe, donde se espera ser renovado completamente por parte de la divina providencia, además de pedir su guía y protección. 

Creo en mi Dios que es Padre y tiene todo el poder,

creador de todo lo que se ve y lo que no se ve.

Creo en un único Dios, y su único hijo Jesucristo,

nacido del Padre antes de todos los tiempos:

Dios, Luz, vida, verbo verdadero,

engendrado, no creado, de la misma esencia del Padre,

por quien todo fue hecho; que por los hombres,

y por su salvación bajó de los cielos.

Y por obra divina Espíritu Santo surgió de la Virgen María,

se hizo hombre; por los pecados del mundo fue crucificado

bajo el yugo de Poncio Pilatos; sufrió y fue sepultado

y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y ascendió al cielo,

y a la derecha del está sentado Padre; y vendrá de nuevo

con toda gloria para hacer juicio a vivos y muertos, y su reino será infinito.

Creo en su Espíritu Santo, esencia que da vida, que es una

sola verdad junto Padre y del Hijo, y que con ellos,

recibe nuestra fe y esperanza, y que dio lengua a los profetas.

Creo en la Divina Providencia del glorioso, omnipotente y

bondadoso Dios, que todo lo tiene provisto

por nuestro bien, por favor cubre todas nuestras necesidades.

Así es mi fe, hágase siempre su voluntad”

Amén.

Oración a la divina providencia por abundancia

La divina providencia se encarga de conceder las peticiones de los mortales, con la aprobación de Dios padre. Esta divinidad se encarga de interceder para que todo marche bien en la vida de los humanos.

La siguiente oración busca dar gracias a la divina providencia por los favores recibidos, además de pedir por la salud, comida, vestido y calzado; no solo para el sino para toda su familia.

En sí, esta oración busca la abundancia y la sanidad a través de la divina providencia. Además es una suplica por todas aquellas personas que no tienen nada que comer o vestir.

Padre Nuestro,  que tu Divina Providencia se extienda a cada momento; para que nunca nos falte tu gracia, salud, casa, vestido y sustento.

¡Oh Providencia Divina! Te pedimos humildemente

que te compadezcas de todos los que no tienen

trabajo, mira sus necesidades, dales tu ayuda.

¡Oh Providencia Divina! Te rogamos por todos

los que no tienen Hogar,

concédeles un techo que los cobije.

 Te suplicamos en favor de todos

los que padecen Hambre,

dales el pan que los alimente.

Te rogamos también por todas las viudas

y todos los Huérfanos, se Tú, Providencia Divina,

su amparo y su consuelo.

 Padre Nuestro, 

 que tu Divina Providencia se extienda

a cada momento para que nunca nos falte tu gracia,

salud, casa, vestido y sustento.

¡Oh Providencia Divina!

Te rogamos por nosotros mismos, Divina Providencia 

que conoces lo más intimo

de nuestros corazones, tú que conoces

todas nuestras necesidades, de nuestros males

espirituales y temporales, por eso humildemente

y con toda confianza, te pedimos que vengas

en nuestro auxilio, líbranos de las tentaciones

y las acechanzas del demonio,

líbranos de todos aquellos que quieran

ocasionarnos algún mal.

Te rogamos Oh Providencia Divina

que bendigas nuestro hogar, que bendigas
nuestro trabajo, y que nunca nos falte
tu protección y amparo

en todos los días de nuestra vida. Amén.

Padre Nuestro, que tu Divina Providencia
se extienda a cada momento;
para que nunca nos falte tu gracia, salud, casa,
vestido y sustento ni los Santos Sacramentos
en el último momento.

Amén.

divina providencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *