Oración: Salve Regina a Virgen María

El Salve Regina la oración que te presentamos hoy es una de las más importantes dentro de la iglesia pues esta junto al rezo del Avemaría son los medios mas íntimos para lograr una conversación, un compromiso, una devoción y finalmente un trato con la Virgen María, madre todos, el cual es uno de los requisitos más preciados para lograr llegar ante Dios, por la tanto si deseas practicar este rezo debes saber que es necesario poner todo tu corazón y alma en ello pues la Madre de los hombres no escuchara palabras vacías de corazones que alberguen dudas internas.

Oración para la Virgen

Dios te salve, Reina y Madre, de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra: Dios te salve.
A ti llamamos los desterrados hijos de Eva.
A ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.

Ea, pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos. Y después de este destierro, muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.

Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María (*).

(Se ha atribuido a Ademaro de Monteil, obispo de
Puy-en-Velay, el famoso predicador de la
primera cruzada, muerto en el 1908.
(*) Las últimas invocaciones las añadirá San Bernardo.)

Reparte Bendición, compartiendo la Oración

Add Comment