Oraciones a los Arcángeles

Arcángel Rafael

¿Quien es el arcángel Rafael?

El arcángel Rafael es conocido como “el arcángel sanador” o “Dios sana”, y es reconocido por su poderoso rayo verde. El arcángel Rafael representa la sanación, este el ángel enviado por Dios para sanar a todas aquellas personas que tienen algún malestar o enfermedad. Su máximo poder es la curación, sin embargo, también se encarga de la sanación espiritual y el consuelo en momentos de perdida.

Rafael es un arcángel sumamente poderoso, porque tiene la capacidad de sanar todo el cuerpo y el ser de un creyente. Dejando puro y santo, para recibir las bendiciones del Dios padre. Por otro lado, también es conocido como el arcángel intercesor, ya que, a través de él, puedes invocar a cualquier otro arcángel.

Además, este arcángel se encarga de nivelar las energías positivas y negativas que rodean al creyente. De esta manera pude ayudar a los creyentes a tener una sanación completa.

Por otro lado, también es considerado como el arcángel de la naturaleza, ya que, se encarga de su cuidado, protección y renacimiento, es por esto, que se asocia a este arcángel con las estaciones, sobre todo con la primavera

Mensaje del arcángel Rafael

El mensaje del arcángel Rafael se enfoca en la sanación del espíritu desde la transformación del alma. Él espera que todo creyente pueda llenarse de energías positivas y buenas vibras para que pueda canalizar todo lo bueno de la vida. Lo más importante de la sanación es que sea completa, y para llegar a una sanación física, debe haber una sanación interna.

Por otro lado, el arcángel Rafael también desea que el creyente pueda vivir en armonía con la luz de la curación, para que durante su vida, no sufra de males espirituales o físicos.

El Arcángel Rafael espera que escuches a tu corazón y tomes la vida de forma positiva, de esta forma la luz de la curación te permitirá recuperar todo lo que has perdido.

Invocación del arcángel Rafael

Para invocar al arcángel Rafael debes tener a la mano una vela verde, una planta o flor, y una imagen del arcángel. Debes colocarte en dirección al sur y sentarte en el piso, una vez ahí, debes poner las velas delante de ti y encenderlas. Luego tienes que colocar la planta o flor a tu lado derecho. Posteriormente debes sostener la imagen del arcángel con tu mano izquierda, y la derecha la colocas en tu corazón.

Observa la imagen por lo menos dos minutos, y luego cierras los ojos y haz respiraciones lentas y profundad. Imagina como la luz verde te inunda y recorre todo tu ser, para sanarte. Por último, cuando estés en el máximo nivel de concentración y serenidad, haz tu petición al arcángel.

Oración del arcángel Rafael por sanidad

La siguiente oración es un suplica por la sanidad de un creyente, se le pide por la sanación total y rápida de esa persona, y una intervención divina para que esta enfermedad no vuelva a aparecer. Por otro lado, se le pide fuerza, animo y mucha fe para poder sobrellevar toda la situación que la enfermedad conlleva. También se le pide por la sanación del alma.

Se pide la intercesión de la virgen María y de Jesús para que el creyente pueda contar con su apoyo y misericordia delante del Todopoderoso. Y por último se exalta al medico de médicos, para que sana a esa persona, que tanto lo necesita.  

Oh bondadoso y guía espiritual San Rafael Arcángel, yo te invoco como el patrón de aquellos que están afligidos por la enfermedad o dolencia corporal. Me dirijo a ti, implorando tu auxilio divino en mi necesidad actual (mencionar aquí la petición). Si es la voluntad de Dios, dígnate a sanar mi enfermedad, o al menos, concédeme la gracia y la fuerza que necesito para poder soportarla con paciencia, ofreciéndola por el perdón de mis pecados y por la salvación de mi alma. Enséñame a unir mis sufrimientos con los de Jesús y de María y buscar la gracia de Dios en la oración y la comunión. (…)  Concédeme la gracia y la bendición de Dios y el favor que te pido por tu poderosa intercesión. Oh gran Médico de Dios, dígnate a curarme como lo hiciste con Tobías si es la voluntad del Creador. San Rafael, Recurso de Dios, Ángel de la Salud, Medicina de Dios, ruega por mí. Amén

Oración al arcángel Rafael por los enfermos

La siguiente oración es para sanar a los enfermos, y para poder comprender la lección que deja una enfermedad. Se le pide al arcángel que le de claridad de mente y que pueda guiarlo para comprender que enseñanzas dejó esas enfermedad en su vida. También se le pide que el arcángel sea su fiel compañero para poder sobrellevar el diario vivir, y afrontar futuras enfermedades con fe y esperanza. Por otro lado, se invoca su poderoso rayo verde, para que pueda sanarlo y sanar a otros, con su divino poder.

Glorioso Arcángel San Rafael, medicina de Dios, guíame en este viaje de aprendizaje y purificación, ayúdame a reconocer las lecciones que me liberen de todas mis culpas, preocupaciones y pensamientos negativos. Sé guía en el camino de la salvación, en ruta al Amor Divino, para ver reflejado en toda la creación, el poder de regeneración y curación de Dios. Te ruego que seas compañero en este viaje por la vida y un apoyo constante con la autoridad que representa tu cayado. Rodéame con el verde esperanzador y sanador de tu capa, y derrama tu medicina de luz sobre todo mi ser. Gracias amado arcángel Rafael, por tu amor sanador y compañía curativa, en este sagrado peregrinaje del cuerpo, para encontrar la unión con el alma, según la voluntad divina, de manera perfecta, para el bien de todo el mundo, y bajo la gracia de Dios. Amén.

Oración poderosa de sanación a San Rafael

En esta oración se le pide al arcángel Rafael protección de nuestro alma ante los peligros y problemas de la vida.

San Rafael mío, a usted llego con alegría y feliz de remediar esta necesidad mía antes de los 21 días, para que me acompañe y guíe mientras acompaña y guía al joven Tobías. (Se reza un Padre Nuestro y un Ave María el primer día, dos el segundo, y así sucesivamente, aumentando uno cada día).

0h, fidelisimo compañero y custodio mio !, Destinado por la Divina Providencia para mi guardián guardián protector y defensor mío, que nunca te alejes de mi lado, y gracias te daré por la fidelidad y amor que me profesas y por los muchos beneficios que en todo momento estoy recitando de ti;

Me cuelgas, cuando duermo, cuando estoy triste me consuelas, cuando estoy débil me animas, me quitas los peligros actuales y me enseñas a proteger el futuro, te desvías de lo malo chicos y me inclina a los buenos, me reconciliaste con Dios y durante mucho tiempo habría estado ardiendo en el infierno si con tus oraciones y gemidos no hubiera detenido la ira del Señor, supliéndome no me abandones en el cosas adversas, modérame en las prosperidades, libérame de los peligros y ayúdame en las tentaciones de nunca dejarme ganar y la obediencia de Dios a mis oraciones y todas mis buenas obras, haciendo que mi alma sea transferida de esta vida en la gracia de Jesús , María y José, Joaquín y Ana.

Etiquetas:
Arcangel Rafael

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *