Día de Comunión a Dios

Para alabar al Señor no solamente se puede hacer mediante la oración, otra forma es vivir en compañía de su gracia es a traves de las buenas acciones, la predicación de sus palabras, o el compartir su sabiduría, entre otras maneras, pero es esta última de la cual queremos hablar en esta ocasión pues existieron y aún existen personas que a pesar de no ser personajes santos intentan llevar la gracia del señor a todas las personas posibles mediante sus propios metidos tal es el caso de Sor Juana Inés de la Cruz, quien por medio de sus poemas logro cautivar a muchos, pues hoy te hemos traído uno de sus versos.

Poema para Dios

Amante dulce del alma,
bien soberano a que aspiro,
tú que sabes las ofensas
castigar a beneficios;
divino imán en que adoro
hoy que tan propicio os miro
que me animás a la osadía
de poder llamaros mío;
hoy, que en unión amorosa,
pareció a vuestro cariño,
que si no estabais en mí
era poco estar conmigo;
hoy, que para examinar
el afecto con que os sirvo,
al corazón en persona
habéis entrado vos mismo,
pregunto ¿es amor o celos
tan cuidadoso escrutinio?
que quien lo registra todo
da de sospechar indicios.
Mas ¡ay, bárbara ignorante,
y que de errores he dicho,
como si el estorbo humano
obstara al lince divino!
Para ver los corazones
no es menester asistirlos;
que para vos son patentes
las entrañas del abismo.
Con una intuición presente
tenéis en vuestro registro,
el infinito pasado,
hasta el presente finito;
luego no necesitabais,
para ver el pecho mío,
si lo estáis mirando sabio,
entrar a mirarlo fino;
luego es amor, no celos,
lo que en vos miro.

(Sor Juana Inés de la Cruz)

Reparte Bendición, compartiendo la Oración

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *