Quiero Creer En Ti Señor

    Orientar nuestra vida en Dios, significa creer en su palabra y en sus enseñanzas como una verdad absoluta, sin embargo, es imposible agradarle si creemos en el solo por creer y no lo hacemos con fe.

    Es por esto que cuando creemos en Dios, debemos construir toda nuestra vida en torno a Él, teniendo una completa confianza en que el nos guiara y recompensara.

    Pues el deseo de Dios es que los hombres vivan a su imagen y practiquen la buena voluntad y caridad, porque toda acción tomada por nuestra voluntad al momento de partir hacia Él, seremos juzgados por ellas.

    Oración de Reflexión

    Porque, Señor, yo te he visto

    y quiero volverte a ver

    quiero creer.

    Te vi, sí, cuando era niño

    y en agua me bauticé

    y, limpio de culpa vieja,

    sin celos te pude ver.

    Quiero creer.

    Devuélveme aquellas puras

    transparencias de aire fiel,

    devuélveme aquellas niñas

    de aquellos ojos de ayer.

    Quiero creer.

    Limpia mis ojos cansados,

    deslumbrados del cimbel,

    lastra de plomo mis párpados

    y oscurécemelos bien.

    Quiero creer.

    Ya todo es sombra y olvido

    y abandono de mí ser.

    Ponme la venda en los ojos.

    Ponme tus manos también.

    Quiero creer.

    Tú que pusiste en las flores

    rocío y debajo miel

    filtra en mis secas pupilas

    dos gotas frescas de fe.

    Quiero creer.

    Porque, Señor, yo te he visto

    y quiero volverte a ver,

    creo en Ti y quiero creer.

     data-srcset

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.