Oraciones de protección a Dios

Todos los días de nuestras vidas debemos clamar a Dios por su protección divina para con nosotros. Debemos pedirle a nuestro creador que guarde nuestras vidas, y la de nuestros seres queridos. Antes de salir de casa, debemos hacer una oración a Dios pidiendo protección, para que sea Él librándonos de todo mal, toda enfermedad, o todo ataque que quiera venir a nuestras vidas.  Declara con fe esta oración y permite que tu día sea guiado por la protección del Padre.

Oración de protección 1

Esta oración busca dar paz y tranquilidad al que la hace, para que pueda realizar sus salidas del día sin problema. Las personas exitosas por lo general tienen a su alrededor personas envidiosas que no les gusta ver su éxito, es por esto, que existen oraciones para alejar a los enemigos.

Señor, Dios Eterno todopoderoso, Dios nuestro misericordioso y omnipotente, Padre, Hijo y Espíritu Santo, oh Dios, principio y fin de todas las cosas,

Soberano de los siglos que solo Tu eres grande, por la intercesión y con la ayuda de los Arcángeles san Miguel, san Rafael y san Gabriel, nosotros, tus hijos, humildemente te rogamos que nos libres eficazmente de todo mal y adversidad, de todo enemigo y mala persona; revístenos con tu Armadura, envíanos tu Luz llénanos de bendiciones y danos tu protección para poder gozar siempre de tu Paz.

Yo ……. pido tu auxilio y socorro, cúbreme con tus brazos altísimos y poderosos, purifica mi mente, corazón, cuerpo, alma y espíritu, y no permitas que nada perjudicial penetre en mí.

Señor Dios Uno y Trino junto con María reinad sobre mí y los míos, hoy y por toda la eternidad y no permitas que nada ni nadie pueda causarme mal.

Señor a ti clamo, creo en Ti, en tu Poder y en tu Gloria, creo en tu Palabra, que es la única que puede alumbrarme; pido perdón por todos mis pecados y faltas, y en el nombre de Jesús y por el poder de su Sangre, te ruego seas magnánimo conmigo, te pido disipes todo lo que me atormenta y lastima, aleja de mi vida y hogar todas las sombras tenebrosas, sálvame de todo mal que venga contra mi  y rompe en pedazos las cadenas que me aprisionan, para que pueda cumplir tu Santa Voluntad sin impedimentos físicos ni espirituales. Amén

Oración de protección 2

No solo se necesita de protección física, sino también espiritual, para que los malos espíritus no entorpezcan nuestro caminar.

Padre Celestial, yo ahora, por la fe, pido la protección de tu armadura para que pueda permanecer firme contra Satanás y todas sus huestes, y en el Nombre el Señor Jesús vencerlas.

Me ciño el cinturón de tu verdad contra la mentira y los errores del enemigo astuto. Tomo la justicia como coraza, para proteger mi corazón de toda maldad y asegurar mi victoria.

Me coloco el calzado del celo por propagar ante todos el Evangelio de la paz y dejo la seguridad y las comodidades del mundo para anunciar la Palabra de Dios.

Y por encima de todo, tomo el escudo de la Fe, para atajar las flechas incendiarias del demonio y cerrar el camino a las dudas e incredulidades. Me coloco el yelmo de la salvación, para proteger mi mente contra toda depresión y desesperanza.

Tomo la Palabra de Dios como espada del Espíritu para cortar toda esclavitud y vencer a Satanás. Me visto con esta armadura viviendo y orando en el Espíritu sin desanimarme nunca e intercediendo a favor de todos los hermanos. Amén

Oración de protección 3

Orar para estar protegido durante el día, nunca esta demás, siempre se necesita de la protección de Dios para estar tranquilo y en paz.

Oh gloriosísimo Arcángel, príncipe y caudillo de los ejércitos celestiales, custodio y defensor de las almas, guarda de la Iglesia, vencedor, terror y espanto de rebeldes espíritus infernales.

Humildemente te rogamos, te digne librar de todo mal a los que a ti recurrimos con confianza.

Que tu favor nos ampare, tu fortaleza nos defienda y que, mediante tu incomparable protección adelantemos cada vez más en el servicio del Señor.

Que en tu virtud nos esfuerce todos los días de nuestra vida, especialmente en el trance de la muerte. Para que defendidos por tu poder de infernal dragón y de todas sus asechanzas, cuando salgamos de este mundo seamos presentados por ti, libres de toda culpa, ante la Divina Majestad.

Amén

Oración de protección a Dios

Como su nombre lo indica esta oración busca la protección de Dios, ya sea al salir de casa o antes de dormir.

Me levanto hoy gracias a tu gran poder Padre,

invocando a la Santísima Trinidad, creyendo en la Trinidad,

confesando mi fe en la unidad del Creador del mundo.

Me consagro hoy a tu poderosa guía Padre Eterno,

A tu mirada vigilante, a tu oído atento y a tus manos protectoras,

Me entrego a tu palabra, que es la única verdad,

a tu sabiduría, a tus caminos abiertos y a tu escudo salvador.

Te pido que no me aparte del camino de Cristo,

Que permanezca siempre al lado de las enseñanzas de Cristo.

No permitas que mis pasos recorran caminos apartados de tu luz,

que tu presencia siempre me ilumine

y tu amor siempre esté sobre mí, guiándome a la verdad.

Solo en tu presencia existe la luz verdadera mi Señor,

por eso me postro ante ti y te entrego mi vida,

hoy como en cada día que me regalas.

Amén.

Oración a Dios ¡Tú eres mi Protector!

Amado Dios, eres tu la fortaleza de mi vida. Eres mi castillo y mi esperanza, solo en ti confío. Señor,  en ti estoy confiado, tú me cubres bajo tus alas, y en ti encuentro refugio seguro. Te pido que seas tú guiándome en cada uno de mis pasos, que tu presencia me acompañe día tras días. Te pido que tu amor nunca se aparte de mí, y que tu manto protector me cubra en la entrada y la salida de mi hogar.  Amado Dios, líbrame de cualquier ataque que quiera perjudicar mi vida. Líbrame de toda enfermedad, de toda peste, y de toda calamidad. Señor, tú eres mi protector, y sé que tu poder me librará de toda maldad. Ahora que me dispongo a salir, te pido que me protejas, que guardes mi vida, y que pueda regresar en bien. Aleja de mí aquellos que quieren hacer el mal, y permíteme caminar confiada, porque has enviado a tus ángeles delante de mí. Así lo declaro, amado Dios, en el nombre de tu hijo Jesús, Amén.

Oración a Dios: ¡Protección de mi Familia!

Amado Dios, agradezco por la familia que me has dado. Señor, tú eres mi alfa y omega, mi principio y fin, y solo en ti confío. Hoy pongo en tus manos a mi familia. Te pido de forma especial que los cubras, y los protejas. Que la sangre preciosa derramada por tu hijo Jesús en la cruz del calvario, los libre de todo mal. Que tu manto precioso los cubra en cualquier momento. Amado Dios, bendigo sus entradas y sus salidas; declaro que ningún mal toca su morada, y que tus ángeles los acompañen en cada paso que dan. Líbralos de cualquier ataque, fortalece sus cuerpos, sus mentes, y sus corazones. Padre amado, que tu presencia nunca se aparte de ellos, y que tu espíritu santo los guíe en cada momento. Gracias, amado Dios, tu misericordia es infinita, y sé que respondes mis oraciones.

Oración a Dios: ¡Protégenos de cualquier enfermedad!

Amado Dios, hoy más que nunca apelo a tu palabra, como dice Isaías 53: 5, Más Él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre Él, y por sus heridas hemos sido sanados. El acto de tu hijo amado en la cruz no fue en vano, y hoy declaro que por sus heridas somos sanos. Hoy me presento delante de ti, para que seas tú trayendo sanidad sobre mi vida, y la vida de mi familia. Declaro en el nombre de Jesús que toda enfermedad sale de nuestras vidas, toda dolencia, todo malestar, o cualquier patología que viene para afectar nuestro cuerpo. Hoy confieso con plena seguridad y fe, que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, y que somos libres de cualquier enfermedad. Señor libranos de la peste destructora, de toda enfermedad mental, de cualquier dolencia que viene para desestabilizar nuestro cuerpo. Dios, rejuvenece nuestras fuerzas, fortalece nuestro organismo y ayúdanos caminar siempre en fe. Guárdanos de todo mal, porque nuestra salud está en tus manos. Así lo declaro, en el nombre de tu hijo amado; Amén.

Oración a Dios ¡Protege a mis hijos!

Amado Dios, gracias por este día y por las bendiciones que me regalas. Gracias por mi familia, por mi casa, y por todo lo que me has dado. Hoy me presento delante de ti, porque tú eres mi protector, mi guardador. Eres mi torre fuerte, castillo mío y esperanza mía. Eres mi socorro, y solo en ti puedo confiar. Querido Dios, hoy pongo en tus manos la vida de mis hijos. Te pido que seas tú guiándolos en todo momento, que los cuides y los bendigas en cada paso que dan. Amado Dios, bendícelos y llénalos de tu sabiduría, tu amor, y tu compasión. Declaro, en el nombre de Jesús, que ningún mal toca su morada. Confío en plena seguridad y fe, que tú los guías y los proteges con tu manto sagrado. Que sean tus ángeles guiando sus pasos, y librándolos de todo mal. Padre, declaro en fe, que enemigo no podrá atacar el propósito de mis hijos. Te pido que sea Tu Espíritu Santo que los guíe, los ilumine, y los lleve a nuevos senderos. Así lo declaro, Amén.
La oración de protección suele ser utilizada en las mañanas, justo antes de salir de casa, para que durante todo el día se tenga la certeza de que Dios esta al control de todo Nunca se debe salir de la casa sin pedir la bendición de Dios, ya que él, es quien nos ayuda cada día a superar pruebas que quizás nosotros no vemos o comprendemos
Etiquetas:
 data-srcset

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.