Oraciones a Dios

Oraciones de protección a Dios

Esta oración busca dar paz y tranquilidad al que la hace, para que pueda realizar sus salidas del día sin problema

Oración de protección 1

Nunca esta demás colocar nuestra familia en las manos de Dios, para que sea él quien las proteja durante todo el día.

Señor Jesucristo, hijo de Dios.

Protege a nosotros tus siervos del acecho enemigo.

Protégenos de las personas malvadas

que obran bajo las órdenes del enemigo de la vida,

expulsado de tu reino de luz para vivir en las tinieblas.

Derrama tu luz en nuestros corazones

y expulsa todos los sentimientos negativos,

protege a esta familia contra la ruina y las enfermedades.

Recíbenos como miembros de tu rebaño,

para que podamos caminar por tu sendero de luz,

lejos de los caminos oscuros, libres del terror.

Amén.

Oración de protección 2

Muchos devotos no solo le rezan a Dios sino también a la virgen para que todo les vaya bien durante el día.

Oh, Virgen María, bendita entre las mujeres.

Limpia mi alma y cuerpo mortal de enfermedades.

Si el enemigo me tienta contra ti

y pretende que te mire con enojo,

derrama tu luz

y recuérdanos que Dios es nuestro padre.

Envíame protección de las personas malvadas

y pide al Señor Dios una santa absolución.

Reza por mí en los pasillos de Dios

y protégeme contra todo mal

y las intenciones funestas del enemigo.

Recíbeme en tus brazos, Santa Madre Protectora.

¡Amén!

Oración de protección 3

Las personas exitosas por lo general tienen a su alrededor personas envidiosas que no les gusta ver su éxito, es por esto, que existen oraciones para alejar a los enemigos.

Señor, Dios Eterno todopoderoso, Dios nuestro misericordioso y omnipotente, Padre, Hijo y Espíritu Santo, oh Dios, principio y fin de todas las cosas,

Soberano de los siglos que solo Tu eres grande, por la intercesión y con la ayuda de los Arcángeles san Miguel, san Rafael y san Gabriel, nosotros, tus hijos, humildemente te rogamos que nos libres eficazmente de todo mal y adversidad, de todo enemigo y mala persona; revístenos con tu Armadura, envíanos tu Luz llénanos de bendiciones y danos tu protección para poder gozar siempre de tu Paz.

Yo ……. pido tu auxilio y socorro, cúbreme con tus brazos altísimos y poderosos, purifica mi mente, corazón, cuerpo, alma y espíritu, y no permitas que nada perjudicial penetre en mí.

Señor Dios Uno y Trino junto con María reinad sobre mí y los míos, hoy y por toda la eternidad y no permitas que nada ni nadie pueda causarme mal.

Señor a ti clamo, creo en Ti, en tu Poder y en tu Gloria, creo en tu Palabra, que es la única que puede alumbrarme; pido perdón por todos mis pecados y faltas, y en el nombre de Jesús y por el poder de su Sangre, te ruego seas magnánimo conmigo, te pido disipes todo lo que me atormenta y lastima, aleja de mi vida y hogar todas las sombras tenebrosas, sálvame de todo mal que venga contra mi  y rompe en pedazos las cadenas que me aprisionan, para que pueda cumplir tu Santa Voluntad sin impedimentos físicos ni espirituales. Amén

Oración de protección 4

No solo se necesita de protección física, sino también espiritual, para que los malos espíritus no entorpezcan nuestro caminar.

Padre Celestial, yo ahora, por la fe, pido la protección de tu armadura para que pueda permanecer firme contra Satanás y todas sus huestes, y en el Nombre el Señor Jesús vencerlas.

Me ciño el cinturón de tu verdad contra la mentira y los errores del enemigo astuto. Tomo la justicia como coraza, para proteger mi corazón de toda maldad y asegurar mi victoria.

Me coloco el calzado del celo por propagar ante todos el Evangelio de la paz y dejo la seguridad y las comodidades del mundo para anunciar la Palabra de Dios.

Y por encima de todo, tomo el escudo de la Fe, para atajar las flechas incendiarias del demonio y cerrar el camino a las dudas e incredulidades. Me coloco el yelmo de la salvación, para proteger mi mente contra toda depresión y desesperanza.

Tomo la Palabra de Dios como espada del Espíritu para cortar toda esclavitud y vencer a Satanás. Me visto con esta armadura viviendo y orando en el Espíritu sin desanimarme nunca e intercediendo a favor de todos los hermanos. Amén

Oración de protección 5

Orar para estar protegido durante el día, nunca esta demás, siempre se necesita de la protección de Dios para estar tranquilo y en paz.

Oh gloriosísimo Arcángel, príncipe y caudillo de los ejércitos celestiales, custodio y defensor de las almas, guarda de la Iglesia, vencedor, terror y espanto de rebeldes espíritus infernales.

Humildemente te rogamos, te digne librar de todo mal a los que a ti recurrimos con confianza.

Que tu favor nos ampare, tu fortaleza nos defienda y que, mediante tu incomparable protección adelantemos cada vez más en el servicio del Señor.

Que en tu virtud nos esfuerce todos los días de nuestra vida, especialmente en el trance de la muerte. Para que defendidos por tu poder de infernal dragón y de todas sus asechanzas, cuando salgamos de este mundo seamos presentados por ti, libres de toda culpa, ante la Divina Majestad.

Amén

Oración de protección a Dios

Como su nombre lo indica esta oración busca la protección de Dios, ya sea al salir de casa o antes de dormir.

Me levanto hoy gracias a tu gran poder Padre,

invocando a la Santísima Trinidad, creyendo en la Trinidad,

confesando mi fe en la unidad del Creador del mundo.

Me consagro hoy a tu poderosa guía Padre Eterno,

A tu mirada vigilante, a tu oído atento y a tus manos protectoras,

Me entrego a tu palabra, que es la única verdad,

a tu sabiduría, a tus caminos abiertos y a tu escudo salvador.

Te pido que no me aparte del camino de Cristo,

Que permanezca siempre al lado de las enseñanzas de Cristo.

No permitas que mis pasos recorran caminos apartados de tu luz,

que tu presencia siempre me ilumine

y tu amor siempre esté sobre mí, guiándome a la verdad.

Solo en tu presencia existe la luz verdadera mi Señor,

por eso me postro ante ti y te entrego mi vida,

hoy como en cada día que me regalas.

Amén.

La oración de protección suele ser utilizada en las mañanas, justo antes de salir de casa, para que durante todo el día se tenga la certeza de que Dios esta al control de todo

Nunca se debe salir de la casa sin pedir la bendición de Dios, ya que él, es quien nos ayuda cada día a superar pruebas que quizás nosotros no vemos o comprendemos

Etiquetas:
 data-srcset

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *