Oraciones de fe

¿Has hecho una oración de fe? De seguro que sí, todos llegamos a un punto en nuestra vida donde necesitamos reavivar nuestra fe, o simplemente recuperarla. Es difícil en muchas ocasiones no perder la fe, viendo todo lo que pasa a nuestro alrededor

Las guerras, muertes, violencia, secuestros, entre otros; este tipo de situaciones hacen que nuestra fe desfallezca en muchas oportunidades, y es algo completamente normal

Pero, no lo que no puede ser normal es vivir permanentemente en una vida sin fe, si no se tiene fe, ¿entonces como se vive? Es difícil de responder, porque todos debemos creer en algo

La fe mueve montañas y sin ella en nuestras vidas, como se puede continuar o sobrellevar las adversidades del día a día.

La oración de fe busca reavivar esa llama de fe y esperanza en nuestro corazón, y para acercarnos cada día más a nuestro Padre Celestial

La oración de fe se caracteriza por una entrega total a la voluntad del Padre, buscando su cobijo y resguardo para no perder la fe nuevamente, o para potenciarla

Oración de fe 1

Esta oración se caracteriza por la búsqueda de la fe, para que Dios la apruebe y le permita tener una fe mas poderosa cada día.

Señor, yo creo, yo quiero creer en Ti

Padre amado, haz que mi fe sea pura, sin reservas, y que penetre en mi pensamiento, en mi modo de juzgar las cosas divinas y las cosas humanas.

Señor, haz que mi fe sea libre, es decir, que cuente con la aportación personal de mi opción, que acepte las renuncias y los riesgos que comporta y que exprese el culmen decisivo de mi personalidad: creo en Ti, Señor.

Te ruego Señor, haz que mi fe sea cierta: cierta por una congruencia exterior de pruebas y por un testimonio interior del Espíritu Santo, cierta por su luz confortadora, por su conclusión pacificadora, por su naturalidad sosegate.

Mi Dios, haz que mi fe sea gozosa y dé paz y alegría a mi espíritu, y lo capacite para la oración con Dios y para la conversación con los hombres, de manera que irradie en el coloquio sagrado y profano la bienaventuranza original de su afortunada posesión.

Señor, haz que mi fe sea activa y dé a la caridad las razones de su expansión moral de modo que sea verdadera amistad contigo y sea tuya en las obras, en los sufrimientos, en la espera de la revelación final, que sea una continua búsqueda, un testimonio continuo, una continua esperanza.

Padre amado, haz que mi fe sea humilde y no presuma de fundarse sobre la experiencia de mi pensamiento y de mi sentimiento, sino que se rinda al testimonio del Espíritu Santo, y no tenga otra garantía mejor que la docilidad a la autoridad del Magisterio de la Santa Iglesia. Amén.

Oración de fe 2

Esta oración es una suplica por mantener la fe intacta, a pesar de las adversidades y de los problemas del diario vivir.

Señor, mi corazón está roto pero Tú estás cerca. Mi espíritu está aplastado, pero Tú eres mi salvador. Tu Palabra es mi esperanza. Me reaviva y me reconforta, especialmente ahora. Mi alma se desmaya, pero tú eres el aliento de vida dentro de mí. Tú eres mi ayuda, el que me sostiene. Yo soy débil pero Tú eres fuerte. Tú bendices a los que lloran, y yo confío en Ti para que nos bendigas a mí y a mi familia con todo lo que necesitamos. Me rescatarás de esta oscura nube de desesperación porque te deleitas en mí. En el nombre de Jesús, amén.

Oración de fe 3

Esta oración es de entrega total, ya que, el que la recita busca que Dios obre poderosamente en su vida, y que lo transforme a su imagen y semejanza.

Señor, estoy aquí hoy con las manos abiertas y el corazón abierto, dispuesto a depender de ti para que me ayudes durante todo el día y todo lo que me traerá. Ayúdame a ser como Nehemías, ayúdame a venir a ti en busca de guía, fortaleza, provisión y protección. A medida que enfrento decisiones difíciles y situaciones difíciles, ayúdame a recordar mi amada, ayúdame a recordar que soy Tu hijo y Tu representante en el mundo que me rodea. Ayúdame a vivir hoy de una manera que honre tu santo nombre. En el nombre de Jesús, amén.

Oración de fe 4

En la Biblia aparece que es la fe es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve, y justo esta oración refleja eso.

Padre, tengo que agradecerte por mirar más allá de mis faltas y por amarme incondicionalmente. Perdóname cuando no ame a los demás de la misma manera. Dame ojos para ver las necesidades de las personas difíciles en mi vida, y muéstrame cómo satisfacer esas necesidades de una manera que te agrade.

Señor, ayúdame a no apoyarme en mi propio entendimiento, sino a reconocerte en todo para que Tú puedas dirigir mis palabras, pensamientos y acciones. En el nombre de Jesús, amén.

Oración de fe 5

Esta oración busca una transformación de fe, ya que, la persona busca cambiar completamente para ser una mejor persona cada día.

Santo Dios, gracias por la gracia. Por favor, ayúdame a superar los obstáculos que me hacen tropezar y dame la fuerza y la sabiduría para mirar hacia arriba y ver la esperanza hacia la que corro en Cristo

Padre, hoy pido perdón por todas las palabras negativas y dañinas que he dicho sobre mí mismo. No quiero volver a abusar de mí mismo de esa manera. Transforma mis pensamientos y déjame entender cuán maravillosamente me hiciste. Cambiar mis hábitos para que use mi lengua para hablar con esperanza y favor en mi vida. En el nombre de Jesús, Amén.

La oración de fe trae consigo paz y tranquilidad al alma, porque se sabe que nuestro Padre esta obrando en nuestras vidas para ser transformados en la mejor versión de cada uno

Si sientes que estas perdiendo la fe, y que no le ves salida a esa situación, haz una oración de fe, veras que será de gran beneficio para tu vida espiritual

 data-srcset

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *