Oración: ¡Quédate Con Nosotros Señor!

Si alguna vez te sientes solo, desamparado, crees que nadie puede entenderte, debes recordar que Dios jamás se aparte de nuestro lado, no importa cuanto queramos alejarnos de todos y de todo, la presencia del Señor nunca se alejara por más que lo presiones.

Podemos apartarnos de la iglesia, dejar de leer la biblia, dejar de lado la oración para no comunicarnos con Él, pero a pesar de todo eso, Él jamás se alejará de nosotros, por que cuando todas nuestras fuerzas se agoten, cuando ya no tengamos mas esperanzas para vivir, en ese momento Dios nos revelara el camino y nos llenara de fuerzas para continuar.

Oración para Dios

Quédate con nosotros, amigo fiel y apoyo seguro de

la humanidad en camino por las sendas del tiempo.

Tú, Palabra viviente del Padre, infundes confianza y

esperanza a cuantos buscan el sentido verdadero de su

existencia. Tú, Pan de vida eterna, alimentas al hombre

hambriento de verdad, de libertad, de justicia y de paz.

 

Quédate con nosotros, Palabra viviente del Padre,

y enséñanos palabras y gestos de paz: paz para la tierra

consagrada por tu sangre y empapada con la sangre de

tantas víctimas inocentes; paz para los Países del Medio

Oriente y África, donde también se sigue derramando

mucha sangre; paz para toda la humanidad, sobre la cual

se cierne siempre el peligro de guerras fratricidas.

 

Quédate con nosotros, Pan de vida eterna, partido y

distribuido a los comensales: danos también a nosotros

la fuerza de una solidaridad generosa con las multitudes

que, aun hoy, sufren y mueren de miseria y de hambre,

diezmadas por epidemias mortíferas o arruinadas por

enormes catástrofes naturales.

Por la fuerza de tu Resurrección, que ellas participen

igualmente de una vida nueva.

 

También nosotros, hombres y mujeres del tercer milenio,

tenemos necesidad de Ti, Señor resucitado.

Quédate con nosotros ahora y hasta al fin de los tiempos.

Haz que el progreso material de los pueblos nunca

oscurezca los valores espirituales que son el alma de su

civilización. Ayúdanos, te rogamos, en nuestro camino.

Nosotros creemos en Ti, en Ti esperamos, porque sólo Tú

tienes palabras de vida eterna.

 

Amen.

Reparte Bendición, compartiendo la Oración

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *