Nada Te Turbe A Dios

En este mundo existen muchas personas cuyos corazones, mentes y almas se encuentran turbados por los problemas o males que atormentan al mundo y a su ser como personas.

Aunque intenten ocultar este hecho, sus cuerpos los delatan pues se nota en su cara, su manera de hablar, de estas situaciones muchas veces dichos problemas y angustian son graves al punto que está justificada dicha perturbación.

Estas situaciones pueden variar desde cosas materiales hasta espirituales, ya sea problemas monetarios para poder seguir alimentando a la familia, o falta de fe para seguir hablando con Dios.

Pero hay algo que no debemos olvidar, nada de estos problemas turba a Dios.

Oración de Fortaleza

Nada te turbe,

nada te espante,

todo se pasa,

Dios no se muda;

la paciencia

todo lo alcanza;

quien a Dios tiene

nada le falta:

Sólo Dios basta.

 

Eleva tu pensamiento,

al cielo sube,

por nada te acongojes,

nada te turbe.

 

A Jesucristo sigue

con pecho grande,

y, venga lo que venga,

nada te espante.

 

¿Ves la gloria del mundo?

Es gloria vana;

nada tiene de estable,

todo se pasa.

 

Aspira a lo celeste,

que siempre dura;

fiel y rico en promesas,

Dios no se muda.

 

Ámala cual merece

bondad inmensa;

pero no hay amor fino

sin la paciencia.

 

Confianza y fe viva

mantenga el alma,

que quien cree y espera

todo lo alcanza.

 

Del infierno acosado

aunque se viere,

burlará sus furores

quien a Dios tiene.

 

Vénganle desamparos,

cruces, desgracias;

siendo Dios tu tesoro

nada te falta.

 

Id, pues, bienes del mundo;

id dichas vanas;

aunque todo lo pierda,

sólo Dios basta.

Reparte Bendición, compartiendo la Oración

Add Comment