Oración a Nuestro Señor Jesucristo

Seguramente alguna vez te has preguntado por qué debemos orar Jesús en vez de al Todopoderosos directamente, la respuesta a esa pregunta esta en las escrituras pues el mismo hijo de Dios dijo lo siguiente “Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí”, con esto Jesús quiso decir que la forma más efectiva de hacer llegar nuestras plegarias ante el Padre es mediante la oración a su nombre, por eso te presentamos este canto religioso con el cual puedes invocar al hijo del Señor comunicarle todo aquello que pesa sobre tu corazón.

Oracion para Jesus

¿Señor, porque nos cuesta tanto darte todo, entregarnos totalmente a Ti? Tu nos diste hasta la última gota de Tu preciosísima sangre y a cambio nos pides todo nuestro amor. Te diste como nuestro alimento y nos pides alimentar a tus pobres.

Escondido en un pedacito de pan. Te quedas en silencio esperando nuestra visita, nuestras palabras de amor, de agradecimiento y de arrepentimiento.

Tu el Dueño del Tiempo nos pides que te entreguemos todo nuestro tiempo para hacer con él lo que Te plazca. Tu la Sabiduría misma nos pides todos nuestros pensamientos para Ti y nos pides humildad y sencillez y nos dices que los conocimientos que nos hagan falta Tu nos los darás en el momento indicado. Tú, el Amor Infinito nos pides amarte con todo nuestro corazón, con toda nuestra mente, con toda nuestra alma, con toda nuestra voluntad, con todas nuestras fuerzas, y con Tu mismo amor amarnos los unos a los otros como Tú nos amas.

Tú nuestra Fortaleza nos haces débiles para que no podamos hacer nada sin Ti, para que puedas ser glorificado a través de esas debilidades. Tú el Arquitecto y Planeador de todo nos pides no hacer planes porque los Tuyos son mejores, ya están hechos y ya están funcionando; solo tenemos que buscar nuestro lugar dentro de esos planes y ponernos a trabajar.

Ayúdanos Señor a morirnos de verdad para nosotros mismos, y a ya no vivir nosotros sino Tú dentro de nosotros para así poder cumplir este maravilloso plan y no entorpecerlo con nuestros propios deseos que no nos llevan a ninguna parte. Nuestra disposición es buena, Señor, pero imperfecta haz lo que haga falta para perfeccionarla. Así Sea

Reparte Bendición, compartiendo la Oración

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *