No Se Paren En Mi Entierro Y Lloren A Dios

Dios al ser único y todopoderoso posee una naturaliza divina la cual es inmutable y no puede cambiar, por lo tanto, Él no puede morir. La muerte solo afecta a los seres biológicos a todos aquellos seres que están vivos. Pero Dios es diferente, no es un ser biológico.

Por otro lado, la idea de morir tiene un significado detrás y ese es el fin de la existencia, donde nuevamente aquí el Señor demuestra su soberanía sobre todas las cosas pues a Él nada lo puede afectar, únicamente siente amor por su pueblo, por esta razón con la siguiente oración alabemos a Dios pues no puede morir.

Oración para Dios

No se paren en mi entierro y lloren,

No estoy ahí, yo no duermo.

Soy mil vientos que soplan,

soy el brillo del diamante en la nieve,

soy la luz del sol en los granos maduros,

soy la lluvia gentil en otońo.

Cuando despiertes en la paz de la mañana,

soy la chispa de energía callada

que hace volar a los pajaritos en ciículos,

soy las estrellas que brillan de noche.

No se paren en mi entierro y lloren,

no estoy ahí, Yo nunca morí.

Reparte Bendición, compartiendo la Oración

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *