Epístola Apostolorum

El origen de todo lo que conocemos y recordamos como el credo, tiene su origen en la carta de Apostolorum, de cuyo nombre, se origina el adjetivo que le da nombramiento a los discípulos de Jesús, que moldearon la religión católica según las enseñanzas de su maestro y mayor influencia, que llegó a la tierra para purgarnos de todos nuestros pecados.

Esta corta, pero hermosa oración, recoge las creencias a las que la fe rinde tributo en cortas y resumidas líneas que son fáciles y muy directas de recitar. Pueden ser traídas a la memoria en cualquier momento del día y sirven como purificación instantánea para nunca olvidar el origen de nuestra fe y de nuestro origen de nuestra fe.

‘Creo en el Padre, Señor del universo,
y en Jesucristo (Salvador nuestro),
y en el Espíritu Santo (Paráclito),
y en la santa Iglesia,
y en la remisión de los pecados

 data-srcset

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *