Mostrar original

† Oración: Con los ojos de un amigo a Dios

Dios ve a todos sus hijos como preciosos, únicos y valiosos, pero es igual de importante preguntarnos ¿Cómo nos vemos nosotros mismos?, debemos recordar que el Señor tiene un plan para todos por lo cual fuimos creados con un propósito uno muy calculado pues Dios no comete errores, nacimos dentro de una familia y un sitio muy específicos para realizar algo sin igual pues así es como obra Dios, si aun después de estas palabras no logras comprender tu importancia en el mundo, entonces recita esta oración y notaras como tu mente empieza a entender las cosas desde una perspectiva diferente.

Oración para Dios

Beato el que sabe mirar a los demás con los ojos de un amigo,
y acoge a cada persona sin prejuicios de cultura, de religión o de raza.

Beato el que se compromete a vivir en armonía con los familiares,
los vecinos, los colegas y los extranjeros, superando las inevitables
dificultades de las relaciones humanas.

Beato el que no conserva rencores, no da peso a palabras y gestos
desagradables y no obliga a los demás a vivir según sus costumbres.

Beato el que comunica con respeto y con dulzura, escucha las razones
expresadas por los demás, sobre todo las de los más débiles.

Beato el que es benévolo consigo mismo y convive serenamente con sus
propios límites y no se asombra de los de aquellos que encuentra a su alrededor.

Beato el que sabe evidenciar siempre el bien para construir un mundo sereno
y positivo, en el que cada uno pueda sentirse a su gusto.

Beato el que sabe aceptar el valor de las diferencias que caracterizan a cada hombre y a cada mujer, porque ellos manifiestan el nombre con el cual Dios
llama a cada uno de nosotros.

Beato el que, dejando emerger los colores de nuestras diferencias, cultiva
en su corazón el sueño que veremos aparecer en el cielo un grande arco iris,
signo de fraternidad y de paz que vestirá de luz y de colores el mundo entero.

G. Q.

Reparte Bendición, compartiendo la Oración