Preciosa Es La Oración, Dulce Y Sabrosa

A pesar de tener una fe leal hacia Dios, muchos de sus creyentes son personas muy ocupadas, por esa razón cuando encuentran un momento para hablar con el Señor y compartirle sus pensamientos eso llena de alegría su corazón.

Sin embargo, es evidente la diferencia entre algunos cristianos quienes pueden expresar más fácilmente sus pensamientos mediante la oración, esto se debe a la relación de ellos con Jesús durante su niñez. Pues las oraciones son preciosas y dulces, ellas forman una parte natural del crecimiento de la fe.

Porque mediante la oración las personas pueden deshacerse de esa pesadez que tienen en sus corazones y mentes al buscar la sabiduría de Dios.

Poema para Dios

Preciosa es la oración, dulce y sabrosa.

Inclinarse ante el trono de gracia

y allí depositar todas las cargas.

Obtener nuevo aliento en la carrera,

vestirse la armadura de la fe,

y depender tan solo del Señor.

Cuando la carga abruma la conciencia,

oír, suave, un murmullo de amor

que aleja toda nube de temor,

y nos indica la Sangre de Cristo.

Cuán grato y tierno es el recordarnos

que Su justicia está envuelta en su gracia.

¡Pero, oh, el ver el rostro de Jesús!

El verme libre de pecado y pena.

Sentir mi rostro reclinado en su pecho;

¡esto es más dulce aún, y mucho más!

Toda felicidad aquí en la tierra

¡Es como nada comparada a esto!

Reparte Bendición, compartiendo la Oración

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *