Oraciones

 data-srcset

Vuestra soy, para Vos nací

Nuestra fe nos enseña que debemos vivir nuestra vida como un obsequio para Jesucristo, servirle fielmente con todo nuestro corazón y buena conciencia, para lograr dicho cometido es necesario comprometernos mediante la oración. Tomando en cuenta esto no existe una mejor oración que la que te presentamos a continuación pues mediante sus palabras demostramos ante los ojos de dios nuestro compromiso  para realizar cualquier encomienda que su voluntad disponga, prestar el servicio donde sea que se necesitetal como lo hizo la Santa Teresa, además de continuar inspirándonos bajo su grandiosa voluntad de ofrecimiento ante toda situación sin medir los riesgos pues sabemos que la Virgen vela por nosotros.

Oracion para la Virgen

Vuestra soy, para Vos nací:
¿Qué mandáis hacer de mí?
Soberana Majestad, eterna Sabiduría,
Bondad buena al alma mía;
Dios, Alteza, un Ser, Bondad:
La gran vileza mirad,
que hoy os canta amor así:

¿Qué mandáis hacer de mí?
Vuestra soy, pues me criastes,
vuestra, pues me redimistes,
vuestra, pues que me sufristes,
vuestra, pues que me llamastes.
Vuestra, porque me esperastes,
vuestra, pues no me perdí:

¿Qué mandáis hacer de mí?
¿Qué mandáis, pues, buen Señor,
que haga tan vil criado?
¿Cuál oficio le habéis dado
a este esclavo pecador?
Veisme aquí, mi dulce amor,
amor dulce, veisme aquí:

¿Qué mandáis hacer de mí?
Veis aquí mi corazón,
yo le pongo en vuestra palma:
mi cuerpo, mi vida y alma,
mis entrañas y afición.
Dulce Esposo y Redención
pues por vuestra me ofrecí:

¿Qué mandáis hacer de mí?
Dadme muerte, dadme vida;
dad salud o enfermedad,
honra o deshonra me dad;
dadme guerra o paz crecida,
flaqueza o fuerza cumplida,
que a todo digo que sí.

¿Qué queréis hacer de mí?
Dadme riqueza o pobreza,
dad consuelo o desconsuelo,
dadme alegría o tristeza,
dadme infierno o dadme cielo,
vida dulce, sol sin velo:
pues del todo me rendí,

¿Qué mandáis hacer de mí?
Si queréis, dadme oración;
si no, dadme sequedad,
si abundancia y devoción,
y si no esterilidad.
Soberana Majestad,
sólo hallo paz aquí:

¿Qué mandáis hacer de mí?
Dadme, pues, sabiduría,
o, por amor, ignorancia;
dadme años de abundancia,
o de hambre y carestía.
Dad tiniebla o claro día,
revolvedme aquí y allí:

¿Qué mandáis hacer de mí?
Si queréis que esté holgando
quiero por amor holgar;
si me mandáis trabajar,
morir quiero trabajando:
decid dónde, cómo y cuándo,
decid dulce Amor, decid:

¿Qué mandáis hacer de mí?
Dadme Calvario o Tabor,
desierto o tierra abundosa;
sea Job en el dolor,
o Juan que al pecho reposa;
sea viña fructuosa,
o estéril, si cumple así:

¿Qué mandáis hacer de mí?
Sea José puesto en cadena,
o de Egipto adelantado,
o David sufriendo pena,
o ya David encumbrado.
Sea Jonás anegado,
o libertado de allí:

¿Qué mandáis hacer de mí?
Haga fruto o no lo haga,
esté callando o hablando,
muéstrame la ley mi llaga,
goce de Evangelio blando;
esté penando o gozando,
sólo Vos en mí vivid.

¿Qué mandáis hacer de mi?
Vuestra soy, para Vos nací:
¿Qué mandáis hacer de mí?

 

 data-srcset

El Credo de los apóstoles

El credo de los Apóstoles, oración infalible para afirmar nuestras creencias con Dios, El Espíritu Santo, Jesús y con la Iglesia, pues en ella expresamos nuestra afirmación en cuanto a los principios fundamentales de la religión, desde el principio hasta el final debe ser expresada de forma literal ya que estas palabras están cubiertas con las doctrinas de la fe y no pueden ser puestas en duda bajo ningún concepto, si deseas acercarte más a Dios, esta oración es un buen comienzo para cerrar esa brecha existente entre tu alma y el fuego protector del espíritu Santo, así que empieza ahora.

Oracion de la Misa

Creo en Dios Padre, Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María siempre Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso. Desde allí vendrá a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna.

Amén.

 

 data-srcset

Ofrecimiento al Padre

Dios es el creador de todas las cosas, eso incluye a los seres humanos por esa razón nosotros como sus hijos debemos realizar constantemente una oración de ofrecimiento para nuestro Padre en los cielos pues esto representa un gran valor a sus ojos ya que estamos demostrando nuestra lealtad ante el y al mismo tiempo estamos liberando nuestra alma de todo aquello que nos acompleja, así que no esperes más ofrece esta oración al Señor para recibir y contar con su bendición durante el resto de tu vida, de esta manera lograras vivir una vida plena terrenal y también espiritual.

Oración para Dios

Padre Santo, por las manos de María te ofrecemos como víctima al Verbo Encarnado, en quien tienes todas tus complacencias.

Impulsados por la caridad que el Espíritu Santo ha derramado en nuestros corazones, nos ofrecemos constantemente en su unión como hostias vivas y nos sacrificaremos por tu amor en las ocasiones que se nos presenten, implorando gracias para el
mundo y la Iglesia, especialmente para los sacerdotes.

Jesús, Salvador de los hombres, ¡sálvalos!

 

 data-srcset

Gloria al Padre

Gloria al Padre, todo creyente que asista o no frecuentemente a la iglesia es seguro que conoce esta corta y sencilla pero importante oración ya que es según algunos estudiosos una de las primeras oraciones en crearse durante los inicios del cristianismo, además de eso uno de los principales canticos que se realizan durante la misa dominical pues con el se alaba la Gloria del Padre y todopoderoso Dios, no solamente se limita a eso pues también nos permite conectarnos con la Santísima Trinidad, así que si deseas conectarte con el Señor de manera eficiente puedes empezar practicando esta oración.

Oracion a Dios

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
Como era en un principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.

Amén.

 

 data-srcset

El Avemaría

El Avemaría, oración que no pueda faltar a lo largo del día, conocida a nivel mundial, si aun no te sabes de memoria este esencial cántico, has encontrado el lugar correcto para empezar a aprender uno de las oraciones mas espirituales que existen, pues con ella santificamos e invocamos a nada mas y nada menos que al madre de Jesús y madre espiritual de todos, la Virgen Maria, además dentro de lo que se expresa en estas palabras también agradecemos que haya traído al Mesías a este mundo y por último solicitamos por su protección pidiendo que ruega por nosotros.

Oracion para la Virgen

Dios te salve, María, llena eres de gracia,
el Señor es contigo,
bendita tú eres entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte.

Amén.

 

 data-srcset

Gloria

La oración que te compartimos en este día es una de las más antiguas pues con ella reafirmamos como hijos de Dios su grandeza y magnificencia, de igual forma con estas palabras también rogamos por su perdón pedimos por su protección y esperamos que nunca nos abandones, y como el Señor es todopoderoso siempre que realices esta oración con todo tu corazón y alma el te responderá, quitando de tu camino al enemigo, alejando a todo mal junto a las persona que quieran hacerte daño por que como lo dicen las escrituras el Señor es grande y no hay nada que no pueda hacer.

Oracion para Dios

Gloria a Dios en el cielo, y en la Tierra paz a los hombres que ama el Señor.

Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos,
te damos gracias, Señor Dios, Rey celestial,

Dios Padre todopoderoso. Señor, hijo único, Jesucristo. Señor Dios,Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros; tú que quitas
el pecado del mundo, atiende a nuestra súplica; tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor, sólo
tú, Altísimo Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de dios Padre.

Amén.

 

 data-srcset

Vía Crucis

El Vía Crucis, este es un recorrido que realizamos los creyentes de manera espiritual con el fin de interiorizar y compartir el dolor que sufrió nuestro señor Jesús mientras cargaba la cruz hasta lo alto del Calvario, pero ¿Cuál es el motivo realizar esto?, la respuesta es sencilla si eres un verdadero creyente entonces debes buscar la manera de acercarte lo más que puedas al salvador por ella mediante la practica de este ritual nos reinventamos e imaginamos a nosotros mismos acompañando al Mesías durante ese insufrible trayecto, y además de eso nos revela la compresión del sacrificio por los demás.

Oración para Jesus

1.- Jesús es condenado a muerte

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
R. Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

¿Estás triste? ¿ Estás asustado?
En tu lugar yo me sentiría así. Yo quiero quedarme junto a ti para que no te sientas sólo.
Ayúdame, Jesús, a tener fuerzas para quedarme junto a ti.

Padrenuestro …….

2.- Jesús es cargado con la cruz

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
R. Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Jesús mío, te han cargado con la cruz. La veo muy grande y seguramente te pesa mucho. Yo quiero ayudarte.

Dios mío, ayúdame a ayudar a Jesús, tu Hijo, para que la cruz le pese un poco menos este Viernes Santo.

Padrenuestro …….

3.- Jesús cae por primera vez

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
R. Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Te has lastimado, mi buen Jesús, pero te vuelves a levantar. Sabes que debes seguir adelante. Yo quiero seguir contigo.

Dios mío, dame fuerzas para levantarme cuando me caiga y así seguir adelante, como lo hizo Jesús.

Padrenuestro …….

4.- Jesús encuentra a su Madre

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
R. Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

María, ves pasar a tu Hijo y te duele mucho verlo así. Te duele más que a todos nosotros. Pero tú confías en Dios y Él te hace fuerte y mantiene viva tu esperanza en la resurrección.

María, déjame estar contigo acompañándote y ayúdame a parecerme cada día más a ti.

Padrenuestro …….

5.- El cireneo ayuda a Jesús

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
R. Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

El Cireneo te ayuda a cargar la cruz. Yo también quiero ayudarte cada vez que te vea cansado.

Dios mío, ayúdame a ser generoso y servicial. En todo lugar para así parecerme al Cireneo y ayudar a tu Hijo a cargar la cruz.

Padrenuestro …….

6.- La Verónica enjuga el rostro de Jesús

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
R. Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Una mujer se ha acercado a ti, mi buen Jesús y te ha limpiado la cara. Tú la miras con mucho amor. Así quieres que tratemos a nuestros semejantes.

Dios mío, así como la Verónica se acercó con tu Hijo, yo también quiero hacerlo con mis hermanos.

Padrenuestro …….

7.- Jesús cae por segunda vez

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
R. Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Otra vez te has caído, mi buen Jesús. Es que el camino es muy largo y difícil. Pero nuevamente tú te has levantado. Tú sabes que es necesario levantarse y seguir adelante hasta el final.

Jesús, ayúdame a levantarme igual que tú, para poder seguir adelante en mi camino hacia ti.

Padrenuestro …….

8.- Jesús consuela a las santas mujeres

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
R. Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Hay unas mujeres en el camino del calvario y tú te has detenido a saludarlas. Es tan grande tu corazón que las consuelas, en lugar de recibirlo. Quieres darles la esperanza de la Resurrección.

Dios mío, ayúdame a tener el corazón tan grande como el de tu Hijo Jesús, para ayudar siempre a mis hermanos.

Padrenuestro …….

9.- Jesús cae por tercera vez

Te alabamos Oh Cristo y te bendecimos.
R. Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo

Jesús, ¡ya no puedes más

Vía crucis para niños

En esta ocasión la oración que presentamos esta sujeta a la omisión de hechos y palabras por cuestiones de protección infantil pues esta dirigida especialmente para los niños, ahora bien nos referimos al Vía Crucis, ese trágico momento que tuvo que soportar nuestro señor Jesús en sus últimos momentos de vida antes de sacrificarse dando la vida por nosotros y liberándonos del pecado original, es necesario que los niños conozcan bien este ritual pues es uno de las más importantes de toda la religión, esta proceso es especial pues permite a las personas acompañar en espíritu todo el dolor sentido por Jesús.

Oración para Jesus

Vía crucis para niños ( y no tan niños )

Esta es la historia del dolor y muerte de Jesús, nuestro mejor amigo. Murió por cada uno de nosotros, para salvarnos del pecado. También de esas desobediencias, trastadas o malas caras a las que no damos importancia. Siendo el Hijo de Dios, se hizo hombre precisamente para darnos ejemplo y entregar su vida por ti y por mí, que tantas veces le volvemos la espalda.

¿Os parece que le acompañemos en su Pasión y Muerte? Lo haremos en compañía de Benjamín y Cayo, dos niños de unos diez años, más o menos como tu. Benjamín es judío, como Jesús, Cayo es hijo de un centurión romano. Los dos han hecho muy buenas migas, no pueden pasar el uno sin el otro. Van de aquí para allá, por todo Jerusalén, sin dejar de curiosear, de jugar. Conocen la ciudad como la palma de su mano y ya, en alguna ocasión, han sido testigos de las palabras de Jesús. Como cuando les dijo unas cuantas verdades a los comerciantes que había en el templo. Lo que se rieron mientras Jesús derribaba sus puestos. ¿Recordáis? “Mi casa es casa de oración; mas vosotros la habéis convertido en cueva de ladrones”. Nunca le habían visto tan enfadado.

El Vía Crucis es una de las devociones más antiguas del cristianismo. El profundo significado de lo que ocurrió aquellos días en Jerusalén, ha llevado a los cristianos desde entonces a considerar todos y cada uno de los pasos de Jesús antes de morir en la Cruz. No es una historia agradable, es cierto, pero es un ejercicio que nos ayudará a ser más agradecidos y menos egoístas. Seguir a Jesús no es siempre fácil. Es para corazones intrépidos, para mujeres y hombres que no tienen miedo de lo que puedan pensar los demás, para niñas y niños dispuestos a sacrificarse por amor.

Cuando Jesús sudaba sangre en el huerto de los olivos o era molido a latigazos o insultado en una lluvia de escupitajos, ¿en qué crees que pensaba? Pues estaba pensando en ti y en mí, con nuestros nombres y apellidos. Nos veía con claridad, y eso le daba fuerzas para sobrellevar tanto sufrimiento, tanta soledad.

El amor le hacía soportar todo aquello con una energía extraordinaria. Porque debes saber que el amor es el gran secreto que nos acompaña en este camino hacia la Cruz, y la Cruz la llave que abre las puertas de la esperanza, del perdón, de la paz, de la única y verdadera alegría . Para ti y para mí, niñas y niños cristianos, no hay ya nada imposible.

Primera estación Jesús es condenado a muerte.

Segunda estación Jesús carga con la cruz

Tercera estación Cae Jesús por primera vez

Cuarta estación Jesús encuentra a María, su santísima Madre

Quinta estación Simón de Cirene ayuda a Jesús

Sexta estación La Verónica enjuga el rostro de Jesús

Séptima estación Cae Jesús por segunda vez

Octava estación Jesús consuela a las hijas de Jerusalén

Via Lucis

El Vía Lucís, es la continuación que complementa el proceso del recorrido que realiza Jesús durante el Vía Crucis, pues mientras en este último el hijo de Dios realiza una caminata insufrible que es detalla en 14 estaciones, durante el siguiente se relata su transición en el mundo terrenal cuando ha resucitado y sus posteriores consecuencias y acciones ante esto, dicho proceso también es relatado a lo largo de otras 14 estaciones más. Pero la importancia del Vía Lucís radica en la certeza que ofrece acerca de la fe, en la recepción más arbitraria a la esperanza y en la restauración de la cultura de vida.

Oración para Jesus

Hay una devoción popular con tradición desde la edad media, que es el Via Crucis (el camino de la cruz). En él se recorren los momentos más sobresalientes de la Pasión y Muerte de Cristo: desde la oración en el huerto hasta la sepultura de su cuerpo (cf. “Via Crucis según los relatos evangélicos”). Pero ésta es la primera parte de una historia que no acaba en un sepulcro, ni siquiera en la mañana de la Resurrección, sino que se extiende hasta la efusión del Espíritu Santo y su actuación maravillosa.

Desde el Domingo de Pascua hasta el de Pentecostés hubo cincuenta días llenos de acontecimientos, inolvidables y trascendentales, que los cercanos a Jesús vivieron intensamente, con una gratitud y un gozo inimaginables.

De igual forma que las etapas de Jesús camino del Calvario se han convertido en oración, queremos seguir también a Jesús en su camino de gloria. Éste es el sentido último de esta propuesta una invitación a meditar la etapa final del paso de Jesús por la tierra.

El Via Lucis, “camino de la luz” es una devoción reciente que puede complementar la del Via Crucis. En ella se recorren catorce estaciones con Cristo triunfante desde la Resurrección a Pentecostés, siguiendo los relatos evangélicos. Incluímos también la venida del Espíritu Santo porque, como dice el Catecismo de la Iglesia Católica: “El día de Pentecostés, al término de las siete semanas pascuales, la Pascua de Cristo se consuma con la efusión del Espíritu Santo que se manifiesta, da y comunica como Persona divina” (n.731).

La devoción del Via Lucis se recomienda en el Tiempo Pascual y todos los domingos del año que están muy estrechamente vinculados a Cristo resucitado.

Cómo rezar el Via Lucis

Para rezar el Via Lucis, en que compartimos con Jesús la alegría de su Resurrección, proponemos un esquema similar al que utilizamos para rezar el Via Crucis:

  • Enunciado de la estación;
  • Presentación o monición que encuadra la escena;
  • Texto evangélico correspondiente, con la cita de los lugares paralelos (en las dos últimas estaciones hemos tomado el texto de los Hechos de los Apóstoles);
  • Oración que pretende tener un tono de súplicaSi se desea, después del enunciado de cada una de las estaciones, se puede decir:

    V/ Verdaderamente ha resucitado el Señor. Aleluya.
    R/ Como anunciaron las Escrituras. Aleluya.
    V/ Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
    R/ Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

    Nuestra disposición inicial

    Los acontecimientos del Via Crucis concluyen en un sepulcro, y dejan quizá en nuestro interior una imagen de fracaso. Pero ése no es el final. Jesús con su Resurrección triunfa sobre el pecado y sobre la muerte.

    Y, resucitado, dedicará nada menos que cuarenta días en devolver la fe y la esperanza a los suyos. Después los dejará diez días de reflexión – a modo de jornadas de retiro y oración – en torno a María para que reciban la fuerza del Espíritu que les capacite para cumplir la misión que El les ha confiado.

    En los encu

 data-srcset

Acto de contrición

El Acto de Contrición es un sacramento muy serio e importante esta oración no debe tomarse a la ligera pues de hacerlo no tendrá ninguna clase de valor ante los ojos de dios, pues bien, este cantico religioso se emplea para aquellos que estan sumamente arrepentidos y deseen buscar el perdón de Dios por haber pecado cometiendo una ofensa ante sus ojos, si realizas esta oración estas jurando el Padre todopoderoso nunca mas volver a cometer el mismo pecado o ninguno de otra clase, por otro lado este no debe realizar por sentimiento de vergüenza o cualquier otro sentimiento, únicamente por un verdadero arrepentimiento.

Oración de perdon

Dios mío, me arrepiento de todo corazón de todo lo malo que he hecho y de lo bueno que he dejado de hacer; porque pecando te he ofendido a ti, que eres el sumo bien y digno de ser amado sobre todas las cosas.

Propongo firmemente, con tu gracia, cumplir la penitencia, no volver a pecar y evitar las ocasiones de pecado.

Perdóname, Señor, por los méritos de la Pasión de nuestro Salvador Jesucristo.

Amén.