Mostrar original

† Quién Te Dio Tantas Estrellas A Dios

Dios es tan poderoso que no necesita demostrarlo, simplemente la creación habla por si sola, pues en las estrellas se revela su inconmensurable poder.

Cuando dedicamos un momento de nuestro tiempo para realizar un análisis acerca de cómo el poder de Dios se revela mediante las estrellas, es cuando comprendemos con humildad lo pequeños que somos, comparándonos con la inmensidad del universo.

Sin embargo, por esta razón no debemos sentirnos intimidados por el poder del Señor, más bien eso debería alegrarnos y motivarnos a convertirnos en instrumento de la voluntad de Dios para poder ser bendecidos con su divino poder.

Poema para Dios

¿Quién te dio tantas estrellas

¡Oh Cielo! y tanto arrebol

Y nubecillas tan bellas?

—Y el Cielo contesta: Dios.

 

¿Quién te ha dado ese fecundo

Raudal fulgurante, ¡oh sol!

Que alumbra y calienta el mundo?

—Y el astro responde: Dios.

 

Y esa magnífica alfombra

¡Oh tierra! ¿quién te la dio

Y árbol tanto y fresca sombra?

—Y dice la tierra: Dios.

 

¿Y quién os corta y os pinta

¡Oh flores! con tal primor

De forma y color distinta?

—Y las flores dicen: Dios.

 

¿Y quién a vosotras ¡oh aves!

A volar os enseñó

Y a trinar cantos suaves?

—Y al punto contestan: Dios.

 

Y ¡oh frutas! ¿quién os madura?

Y ¡oh flores! ¿quién os da olor?

Y ¡oh fuente! ¿quién tu onda pura?

Y todas murmuran: Dios.

 

¿Y quién me dio el sentimiento

Y estos dos ojos me dio

Para ver tanto portento

Y gozar viéndolo? Dios.

 

¿Y quién. ¡oh bondad que adoro!

Me dio en su infinito amor

Mi más querido tesoro,

Una madre? —Sólo Dios.

Reparte Bendición, compartiendo la Oración