Mostrar original

† Oración por los niños

Dios lo ha dicho en cada oportunidad su reino esta para los niños pues ellos son seres puros que no tienen pecado debido a su falta de diferenciación o ignorancia ante lo bueno y lo malo de la vida y el mundo.
Ellos no necesitan del arrepentimiento, por lo cual muchas personas se preguntan cual es el destino de los niños que pasan a una mejor vida sin ser bautizados pues La Biblia, la palabra sagrada de Dios lo dice, “el alma que pecare, esa morirá”.
Por lo tanto, si un niño fallece, su destino eterno es el cielo, pero no por ello debemos dejarlos sin protección, es por esto que te traemos una oración para que pidamos por los niños.

Oración de Protección

Señor mío, rey de todo lo que existe:

Quiero tener siempre presente en mis oraciones, aunque sólo sea en mis pensamientos y en el silencio de mi cuarto, a los pequeños infantes que deseo que estén siempre rodeados de tu protección. Hoy te rezo por los pequeños de la casa.

Te pido Señor por nuestros niños, que en cada alegría, travesura y esperanza que vemos en sus ojos, nosotros podamos proyectarles un futuro prometedor. Que podamos ser el verdugo de todo lo malo que atente contra esos sueños infantiles que tienen, y que siempre podamos ser ejemplo vivo de los buenos y honorables que queremos que sean.

Permite que en nuestras acciones hacia ellos jamás puedan notar rastros de odio, envidia, o cualquier aspecto negativo que pueda borrar esas risas inocentes que podemos notar en ellos todos los días y a cada momento, como si fuera la música más hermosa que hayamos escuchado jamás.

He de pedirte también porque seamos los protectores permanentes de aquellas manos pequeñas que sólo saben demostrar amor sin interés de por medio, porque la pureza reflejada en ellos mediante sus acciones sinceras así lo demuestran. Que podamos ser los guardianes de todo lo bueno que ellos tienen para ofrecernos, porque en un tiempo más adelante ellos serán los mismos guardianes de los sueños de los más pequeños que ellos, cuando nosotros ya no estemos.

Para finalizar, he de pedirte por cada noche que pasa, para que, mediante el camino de crecimiento en cual los adultos somos parte activa junto a ellos, podamos dejar siempre una huella de ejemplo, esperanza, perseverancia, y respeto por los sueños de cada uno de ellos… aun si piensan que será difícil el poder alcanzarlos, pues con el trabajo constante y la perseverancia, podremos enseñarles, que las cosas más difíciles también se pueden lograr.

Todo sea para gracia tuya y alegría nuestra. Amén.

Reparte Bendición, compartiendo la Oración