Mostrar original

† Oración por liberación de tentación sexual

Durante toda nuestra vida siempre existirá a nuestro alrededor las tentaciones, sin embargo, existen maneras de lograr ser mas fuertes y no caer ante estos corruptos deseos los cuales de cumplir con su cometido nos harían hacer cosas de las que nos arrepentiremos.
Por lo cual desde otro punto de vista cuando luchamos contra estas tentaciones nos encontramos en una guerra contra un enemigo cuyo objetivo es nuestra destrucción.
Pero para esto Dios nos da las armas necesarias para esta lucha, nuestra fe y la oración, pues esta tentación es necesaria para conseguir nuestra libertad, el día de hoy te hemos traído una oración para liberarte de esos deseos malignos.

Oración de Liberación

Jesús, estoy agradecido contigo porque a pesar de mis fallas y errores tú eres fiel y no cambias porque permaneces para siempre.

Te agradezco que tu amor por mí tampoco cambia y por esta razón te doy toda la gloria la honra y el honor.

Tú enseñaste tú discípulos a orar al Padre por fortaleza para no ser puestos en tentación.

Este mundo está saturado con tentaciones y a veces para nuestra carne es difícil hacer un pacto con nuestros ojos tal y como tú siervo Job lo hizo, para no permitir que a través de lo que miramos seamos debilitados y pequemos contra ti.

Tú sabes que en mis fuerzas humanas he luchado para que la basura de este mundo no entre a través de mis ojos hasta mi corazón y mi mente, pero te he fallado y vengo clamar por tu perdón y ayuda.

Veo en tu palabra como el rey David fue perdonado después de ser consumido por la mentira, el asesinato, la lujuria y el adulterio, pero cuando tú le redargüiste por su pecado él se postró de rodillas y clamó a ti arrepentido rogándote por un corazón limpio de toda maldad.

Es ese corazón limpio el cual yo quiero y anhelo tener por eso te pido que me guardés de toda tentación sexual y me des la fortaleza para huir de ella, cuando esta se presente.

Tu palabra dice nos acerquemos a ti y que tú te acercaras a nosotros. Yo me acerco a ti y en todo momento resisto y resistiré al diablo para que él y sus tentaciones huyan de mí.

Me entrego a ti Señor con toda mi alma y todo mi corazón y me arrodillo bajo la cobertura de tu preciosa sangre, me refugio bajo tus alas y tu protección en estos tiempos de debilidad.

Yo quiero morar en tu lugar secreto Señor, porque sé que este lugar es en el cual la tentación y el mal no tienen influencia ni autoridad sobre mi vida. Es este lugar en el cual yo deseo estar Señor para poder caminar en pureza y en libertad todos los días de mi vida.

Derrama sobre mi tu Santo Espíritu. Hazme portador de dominio propio y templanza para someter mi carne y para que mi cuerpo no sea usado para ningún tipo de pecado o desviación sexual. Yo sé que por tu palabra y por tu poder, en mi debilidad seré hecho fuerte y que tu gracia será siempre suficiente para guardarme cuando me sienta caer y no pueda mi carne controlar.

Tú eres un Dios santo y requieres que caminemos en pureza y santidad.

Reconozco que fuera de tu gracia yo no podría vivir, así que vengo ante ti y me sujeto a tus caminos y a tu voluntad, tomando la decisión consciente de huir de toda inmoralidad y de cualquier pecado que busque atraparme en sus mentiras. Yo no quiero atraer sobre mí mismo destrucción y vergüenza.

Perdóname, ayúdame, líbrame, fortaléceme, levántame.

Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria, Amén.

Reparte Bendición, compartiendo la Oración