Mostrar original

† Oración de buenas noches tras un provechoso día

Todos los seres humanos debemos trabajar para conseguir los alimentos que nos sustenta por ello si tu día ha sido laborioso y provechoso, es muy importante no olvidar al final de la jornada durante la noche antes de acostarte para descansar hasta el siguiente día tomar unos minutos y agradecer a Dios no solo por eso si no por todos los días siguientes, pues el Señor es quien te ha bendecido con ese trabajo, con alimento para ti y tu familia, con el dinero necesario y muchas cosas más, por ello te mostramos esta oración para agradecerle por estas buenas cosas.

Oración de la noche

Padre mío, dueño de mi amanecer y anochecer:

Acaba el día y mi corazón se siente lleno de alegría y de dignidad por todo lo logrado. Puede que tal vez el cansancio me obligue a cerrar mis ojos con más frecuencia, puede que este sentir de desgaste llegue a estresarme y hacerme sentir que las fuerzas me abandonan… pero el corazón se siente activo y latente por todo lo que sí he logrado.

Con manos juntas y corazón y mente enfocada en ti, he de darte las gracias por todo lo realizado, por todo lo conseguido, por aquello alcanzado y también por aquello que no; porque sabes que siempre tendremos limitaciones en algunas cosas, pero que la oportunidad de superarlas siempre estará ahí, esperando.

La rutina no podría conmigo, ya que tú al estar en mi corazón me inspiras para hacer todo lo acostumbrado de una manera diferente: siempre con pensamientos positivos y optimistas. ¿Cómo podría haber tenido un día aburrido, si tú siempre alegras mi existencia con diferentes matices?

Sea mañana un día de cielo azul y cálido sol, o un día de nubes y gotas de lluvia, yo sé que tú mi Dios, siempre me cubrirás y mostrarás algo de la belleza que nos diste; y con cada cosa que me muestras, me doy cuenta de que existe un nuevo motivo más para existir y vivir… Tú mi Dios, con el culmino de cada día, me llenas de esperanzas por un nuevo despertar.

Que tu gloria siempre me acompañe, ésta y muchas noches más… Y que al finalizar cada jornada, siempre pueda tener mi momento a solas contigo para poder comentarte de todo lo hecho, de todo lo logrado, y todo lo que faltó por hacer… pero con esperanzas de poder redimirme más adelante.

Todo sea para gloria tuya y satisfacción mía… Amén.

Reparte Bendición, compartiendo la Oración