Dulce El Amor De Madre A Dios

Nuestro Dios único obra de manera misteriosa, emplea diversos medios para expresar su amor a la humanidad. Pero no importa cómo, cuando, donde, o en que circunstancias, el amor de Dios se ve reflejado en el amor de una madre, pues este es un ese amor totalmente puro y sin ningún interés de por medio. Este amor es capaz de aguantar todo sufrimiento, dolor o tristeza, porque el hijo siendo bueno o ingrato, siempre la madre le ama inigualablemente.

El acto de amor más grande y maravilloso por parte de Dios fue dar a su Hijo, Jesús para nuestra salvación, es decir no escatimo en nada para poder salvar al mundo pecador. De igual forma, una madre es capaz de sacrificar todo por el bienestar de sus hijos.

Poemas para Dios

¿Cómo no honrar a mi Dios

una vez más en la vida?

Si entre sus muchos tesoros

me dio a mi madre querida.

 

¡Cuántos recuerdos tan gratos

guardo de mi amada madre!

De todos el más hermoso,

el más bello y memorable

fue el día que le ofrendó

su vida… al Admirable.

 

¡Qué alegría siento al saber

que hoy ella se está gozando

En la presencia de Dios…

con los angeles, cantando!

 

Ese es siempre mi consuelo

pues sé que ahora está mejor,

aún cuando en ocasiones

veo su espacio vacío

y echo de menos su amor…

 

Si aún tienes a tu madre

cuídala con fervor

pues no hay nadie en este mundo

que sea de más valor.

 

No hay otro amor en la vida

que al de ella se compare;

Sólo el de Dios es más grande…

No hay otro que le iguale.

 

Amor desinteresado,

Amor libre de egoísmo,

diáfano, puro, abnegado…

Dispuesto hasta al sacrificio.

 

Es el cariño sincero

propio de la buena madre

dulce, tierno, sin reservas

una fuente inagotable.

No tiene precio en la tierra.

¡Su valor… incalculable!

Reparte Bendición, compartiendo la Oración

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *